El próximo domingo 24 de mayo se celebrarán elecciones autonómicas y municipales en España. Después de los comicios anticipados donde el el Partido Popular (PP) ganó la Presidencia de Gobierno y a cuatro años del movimiento de los indignados del 15M, el panorama político español luce novedoso y fresco.

La irrupción de dos institutos políticos creados a raíz del hartazgo de los españoles hacia los partidos tradicionales, trajo a la península una nueva alternativa para los electores que acudirán a las urnas el fin de semana.

Por un lado los herederos del movimiento 15M, Podemos. El partido comandado por Pablo Iglesias e Iñigo Herrejón irrumpió en la escena política con un gran resultado en las elecciones europeas y ahora tendrá grandes posibilidades de ocupar posiciones en varios municipios y autonomías de la península.

Podemos se ve fuerte en Madrid (comunidad y ayuntamiento), Cataluña, Aragón y Valencia. En votos absolutos podría consolidarse como segunda o tercera fuerza política a nivel nacional. Sin embargo, a últimas fechas el apoyo hacia el nuevo partido ha caído por la relación de sus dirigentes con el régimen venezolano.

Otra gran sorpresa es Ciudadanos (C's). Nacido en 2006 en Barcelona, este partido comenzó a crecer a nivel nacional desde 2014. De acuerdo con los sondeos, C's logrará posiciones relevantes en Madrid, inclusive muy cerca del viejo PSOE, además de Andalucía, Valencia y Cataluña, consolidándose como cuarta fuerza a nivel nacional.

Por su parte, el partido en el gobierno, el PP, conservará sus posiciones en autonomías y municipios, pero sin la mayoría de 2011. Madrid, Aragón y Valencia serían sus más grandes bajas para situarse como primer fuerza, pero solamente con cerca del 25 por ciento de la preferencia total.

Mientras tanto el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) perderá aun más terreno con respecto a las pasadas elecciones generales. La irrupción de Podemos en la izquierda española ha sido un mal trago para el partido de la transición, sin embargo conservaría sus bastiones en Andalucía. En Madrid sería desplazado por Podemos como segunda fuerza y en varias autonomías bajará sus preferencias. Aún así se ubicarán como segunda fuerza a nivel nacional.

Estas elecciones españolas son clave. La crisis económica provocó el desencanto de los ciudadanos que ahora buscan nuevas alternativas para la conducción política de la península. Lo que pase en España este fin de semana tendrá una clara repercusión en el resto de la Unión Europea. Estaremos atentos.  #Europa #Elecciones 2015