En el artículo anterior escribí sobre el vacío de las propuestas políticas, sobre la impunidad en los actos de corrupción, en esta ocasión comentare sobre la necesidad de tener autoridades que responsan a los actos vandálicos y la seguridad.

Al principio de este sexenio hubo una serie de reformas que causaron gran tensión en algunos grupos sociales. Una de las más controvertidas es la reforma educativa, por la cual algunos maestros se manifestaron contra su promulgación, aunque el SNTE después de un tiempo acepto la reforma, la CNTE se manifestó con violencia en los estados Guerrero, Oaxaca y Michoacán. Cabe resaltar que son los estados con mayor rezago económico y educativo.

Bloquearon las carreteras y realizaron plantón en los zócalos, realizaron actos vandálicos como destrucción en propiedad pública y privada, dejaron a los niños sin clases, sin embargo, lo importantes es saber las respuestas de las autoridades a estos actos, las cuales fueron: Ceder el pago de salarios caídos a los maestros que fueron a manifestarse, a pesar de dejar meses a los estudiantes sin clases. Violar la reforma educativa en no sancionar a los maestros que no pasen la evaluación.

Al negociar las autoridades con la CETEG, quienes ganaron fueron los maestros disidentes, ¿Por qué las autoridades se someten a unos cuantos? ¿A caso el sistema político mexicano es débil? ¿Quiénes serán nuestros representantes o autoridades fortalecerán este sistema? ¿Si es una estrategia política, a quienes beneficia? ¿Nuestros futuros representantes buscarán el beneficio de todos?

Por la falta de confianza de los ciudadanos hacia los partidos políticos, siendo una estrategia, atraen a los votantes con las figuras públicas, deportistas o artistas, gracias al carisma de esas personas, muchos de los partidos ganan votos para conservar su partido o tener la mayoría en las cámaras. A pesar de que algunos de ellos no cuentan con la preparación para enfrentar todas las responsabilidades que conlleva ser un representante o una autoridad, sin importar la nula experiencia.

La cuestión es ¿las figuras públicas que lleguen a ser servidores públicos serán cómplices en la impunidad en los casos de corrupción? ¿Serán títeres de los partidos políticos? ¿Sabrán las responsabilidades que adquirieron?

Nuestro voto importa, sin embargo, si realmente no creemos en ninguno partido ¿Cómo poder manifestarlo en las urnas? #Gobierno #México #Elecciones 2015