El Proceso Electoral trajo una de las sorpresas más increíbles, la victoria de Jaime Rodríguez un candidato independiente por el #Gobierno de Nuevo León. Mucho se dijo de su pasado como ex priista, pero, al parecer, a la gente de aquella localidad no los detuvo a la hora de brindarle su confianza el 7 de junio pasado y le dio (al menos eso indican las encuestas) el puesto. Recordemos que la inclusión de Candidatos Independientes es uno de los aciertos y logros de la flamante Reforma Política de 2014 y que antes de esa adición, la única manera de postularse para cualquier puesto de elección popular era a través de éstas instituciones.

Hasta ahora, "El Bronco" lleva un 46 por ciento de los votos. El propio candidato toma éste número como un mensaje de que el pueblo de Nuevo León quiere vivir en paz, defender las instituciones democráticas y ejercer su voto, pero no sólo eso, sino que también se traduce como un mandato a la clase política de aquel estado: tienen que escuchar al pueblo y trabajar en coordinación y cooperación.

El mensaje enviado hasta el momento es de que habrá una coordinación y respeto con los otros funcionarios. Y vaya que va a requerir mucho de éstas, ya que, al no tener partido político y los otros alcaldes, diputados y senadores sí tienen filiación política, "El Bronco" va a tener que utilizar mucha mano izquierda, negociación, acuerdo y tener mucho diálogo para poder realizar de manera armónica su gestión y cumplir a quienes le brindaron su confianza, cansados del régimen bipartidista (ya sea del PRI o del PAN.)

Dentro de sus primeras declaraciones, promete que tendrá un Gobierno Ciudadano y que Nuevo León será el reinicio de la Segunda Revolución Mexicana y que ha dado muestra de ello en las urnas. Haciéndoles una petición a sus competidores, que reconozcan su derrota con civismo y poder trabajar para beneficio del estado. También comentó que el candidato pondrá especial atención a la hora de construir su gabinete, seleccionando cuidadosamente a los hombres y mujeres que conformarán su equipo de trabajo.