Se ha comprobado que en México, las tendencias y los informes proporcionados por las empresas de las tendencias se han equivocado o han vivido en el error, con sus falsas predicciones, entorno, a las elecciones en México.

Esto quedo comprobado con las elecciones intermedias de México del 7 de junio del 2015, donde el voto en el centro del país ha cambiado radicalmente, con un resurgimiento, nuevamente del voto de la verdadera izquierda, con el partido de MORENA en México.

Contra todos los pronósticos, y aun así con todo el aparato del estado en contra,  así como de las mañas de emitir votos falsos y coaccionados de los viejos partidos comos son principalmente el PRI , el PAN, y el reciente aliado el PRD, que utilizaron la manipulación de la gente, de la tercera edad, para votar por ellos y del uso de los programas sociales en su favor. Esto quedo demostrado cuando la misma gente del PRI, después de las votaciones en el municipio de Ecatepec, Edo Méx, salieron a las calles a exigir, que les dieran las dádivas que les habían prometido: televisores de plasma, dinero en efectivo, argumentando que habían sido estafados por el PRI, al no darles lo que les habían prometido, por lo que podemos decir que la situación es real.

La ciudadanía esta pidiendo a gritos un verdadero cambio de las estructuras gubernamentales, en favor del ciudadano en México, con un salario mínimo 3.50 dlls por día, el cual esta desfasado en lo que es la canasta básica, por lo que no le alcanza a las personas de escasos recursos. El gobierno sabiendo de esa situación sigue empeñado en seguir con esa política de bajos salarios, y la gente o los ciudadanos son orillados a vender su voto universal al mejor postor, aprovechándose de las circunstancias.

Al estado mexicano no les gusta que un nuevo partido les abra los ojos a la gente, e inunde el país con el descontento por la situación económica , que maneja el estado mexicano, en favor de unos cuantos, concesiones y contratos amañados, y participaciones por abajo del agua, que es lo que prolifera en el gobierno mexicano,  con un aparato excesivamente caro como lo es el de el INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL, y sueldos excesivamente altos a empleados gubernamentales con gastos y prerrogativas a los partidos, con el fin de favorecer a iniciativas privadas y del extranjero principalmente. #Reforma Electoral