Por fin, el Proceso Electoral 2015 llegó a su fin, o al menos la parte más importante, la cual consiste en que los ciudadanos vayan a las casillas a emitir su sufragio. Cosa que, en algunos estados del país como: Oaxaca, Michoacán, Guerrero y Chiapas parecía un poco complicado, debido a las amenazas de la CNTE (Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación) quienes habían amenazado con entorpecer la votación, quemar papelería electoral y todo cuanto les fuera posible para impedir el proceso natural de la jornada.

Por desgracia, la noticia es que pudieran instalarse más del 99 por ciento de las casillas en todo el país, es esa insignificante parte de la estadística (menor al 1 por ciento) en que no se pudieron instalar. El motivo está más que claro y lo mencioné líneas arriba. En pocas palabras, México pudo votar en paz a pesar de todo. Sí, eso no se discute y en modo general, fue así, de nuevo me baso en la estadística. Si estamos hablando de un país con 31 estados y un Distrito Federal (que ahora ya es el estado 32), estamos hablando de que 4 regiones no hacen ni la mitad, pero vamos, sí que parecen demasiados o, al menos, es mucha mala publicidad a nivel internacional.

Pero no es el único enemigo importante que los mexicanos debemos vencer a toda costa y con la mayor celeridad posible: la ignorancia. Por qué, es muy simple, durante el desarrollo de ésta campaña se estuvieron moviendo por las redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) e incluso los medios de comunicación nacional. Por ejemplo, el Voto Nulo, postura apoyada por Denisse Dresser, diciendo que es "una manera de expresar la inconformidad del pueblo con el pobre desempeño de los partidos políticos" y que, al encontrar eco en muchísimos mexicanos quienes, realmente se sienten defraudados por este y los otros gobiernos que no sólo no han hecho las gestiones necesarias para que las necesidades primarias de todo ciudadano se vean satisfechas, sino que en general, han empeorado las condiciones. Lo anterior los lleva a tomar la determinación de anular el voto, diciendo que ejercen el derecho/obligación pero de una manera responsable, consciente y razonada.

¿Por qué no funciona? es muy sencillo Roberto Duque, Docente de la UNAM en la Escuela de Derecho, quien en su video explica de manera clara y muy contundente el motivo de que ésta iniciativa NO FUNCIONA, y que, además, beneficia muchísimo a éstos partidos (aquí dejo el link www.youtube.com/watch?v=1CUmtkpq0Dc). El hecho es que los votos nulos son tirados a la basura, como se explica en el vídeo, y el nuevo 100 por ciento se construye a partir de la gente que eligió a cualquiera de los partidos. Y si la idea es darles una lección a éstas instituciones, la verdad no es posible, ya que, desde hace mucho tiempo las encuestas de opinión los ponen en lo más bajo, con una reputación muy mala, pero eso les hace lo que el viento a Juárez, siguen adelante como lo han hecho siempre. Así que mucho ojo con esas "ideologías", no importa qué periodista de renombre las apoye o figura pública, hay que conocer de dónde vienen, si realmente son aplicables en México o si se trata de otra idea romántica. #Gobierno #Política Ciudad de México #Elecciones 2015