En el mundo existen al menos 120 millones de #Niños y adolescentes que son explotados laboralmente, lo que merma las posibilidades de que gocen de una calidad de vida adecuada, puntualiza la Organización Internacional del #Trabajo (OIT).

Varios son los factores que motivan a esta situación en los países donde se presentan, entre ellos, los altos niveles de pobreza, la falta de empleos para las personas adultas, la carencia de protección social y la ineficiencia de los gobiernos para garantizar el derecho a la educación de los infantes.

En el caso de México, organizaciones de derechos humanos han manifestado su preocupación por el alto número de niños dedicados al trabajo. Según la OIT, se registra 2 millones 500 mil menores de edad en condición de explotados.

Esa es una de las razones por la cual la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llama al Gobierno y a los principales actores sociales a que atiendan y combatan las causas estructurales que motivan el incremento de la explotación laboral de niños y adolescentes.

Aunque parece que el Gobierno mexicano busca erradicar este problema, no ha sido ni será posible durante este y el próximo año, aseguró el pasado mes de mayo el secretario de Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida.

En ese momento aseguró que "México se comprometió firmemente desde el año 2009 con un programa de la OIT en erradicar el trabajo infantil (…), que era una meta para 2016, que los países no vamos a lograr, pero que será parte de la agenda de 2015, porque no obstante que no se va a lograr, los pasos que se han dado con muy importantes".

Solución ante los problemas

Sin embargo, no sólo le dice lo que deben hacer sino cómo deben hacerlo. Pues la Comisión precisó que deben lograr con plena efectividad de los instrumentos internacionales, que parten de la toma de decisiones que bloqueen cualquier posibilidad de que un niño ejerza cualquier actividad peligrosa o que entorpezca su proceso educativo.

Pese a la deficiencia que ha existido para combatir este mal, el organismo aplaudió que el Estado mexicano se adhiriera al Convenio 138 sobre Edad Mínima para el Trabajo de la OIT, debido a que eso encaminará hacia el fortalecimiento de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes de la nación. #Escuela