Alejandro Almazán, cronista independiente, reflexionó con Blastingnews sobre cómo fue tratado el caso de Rubén Espinosa por diferentes medios y el impacto que ha tenido el mismo en el gremio   periodístico

¿Qué opinas sobre la cobertura del caso en diferentes medios?

El tema de Rubén está sacando lo mejor y lo peor de los medios. La Razón, que es una sinrazón, saca lo de la fiesta, el Reforma saca lo de la fiesta, el Universal saca lo de la fiesta; después resulta que no fue así y no tienen ninguna disculpa pública. Ellos pueden decir que los usaron y si los usaron, mejor que cierren el periódico, porque entonces son unos pobres tontos que los utilizan.

Por otro lado estamos, y me incluyo, los que de alguna manera ya condenamos a Duarte, sin tener pruebas. También hemos abusado, sin lugar a dudas, es un mea culpa, pero creo que nosotros no lo estamos haciendo con dolo.  En La Razón sí, están sacando un beneficio, no sé si en Reforma, pero en lo que sí me queda claro es en La Razón. Es por eso que necesitamos el debate.

Debatamos y veamos también nuestros errores. Digo yo no culpé a Duarte, pero sí lo responsabilicé y eso no tiene que ser, debemos tener las pruebas en la mano para responsabilizar a alguien. Yo lo que sí digo es que al menos Duarte tiene que ser investigado. Otros compañeros sí lo señalan y ponen su nombre y todo, somos parte de ese grupo. Yo creo que la rabia nos ciega y de pronto escribimos tonterías que no van por ahí. Pero los otros escriben con todo el dolo posible, para desvirtuar la información, no la cambian, pero si la desvirtúan. Tú te quedas con la idea de que estaba en una ‘party’ y por eso los mataron; yo hago fiestas cada ocho días en mi casa, el día que me maten van a decir que es porque Almazán hacia muchas fiestas.

¿Hay alguna acción concreta a tomar por parte del gremio?

La mezquindad y el egoísmo no van a cambiar. Pero ahora el diálogo que estamos haciendo ya está comenzando a dar las primeras señales. La primera señal parece ser hacer como una comisión de la verdad, nos vamos a sentar, nos vamos a reunir, no sé cuándo, no tengo idea, pero nos vamos a reunir y vamos a platicarlo.

Entonces tenemos que ver qué es lo que vamos a hacer y ya definirnos; sabemos que  La Razón está de ese lado, pues bueno, con ellos ni contamos, no contamos con Ricardo Alemán, ni con Marín, pues bueno, saber con quiénes contamos. Dejémonos de egolatrías y sentémonos a platicar, porque tenemos un objetivo en común. Por ahora está lo de la comisión de la verdad, también hay varias ideas, está lo del sindicato, está la de tratar de hacer una casa refugio para los periodistas desplazados. Es cuestión de platicarlo, al principio estábamos en shock, todavía no podíamos asimilarlo.

¿Esta situación te hizo replantearte tu profesión como periodista?

Sí, digo, lo que me replanteo es sobre todo la cuestión de la seguridad. Yo no voy a dejar este oficio, de esto vivo, me encanta. Lo único que me hace replantearme es seguir ciertos protocolos de seguridad, ver por dónde entrarle a los temas sin arriesgarme tanto a la hora del reportéo, solo es eso.   #Gobierno #Política Veracruz #México