A mediados de mayo circuló en todos los medios la historia de David y Miguel: dos jóvenes  secuestrados el 5 de enero de 2012 mientras viajaban del DF a Ixtapa Zihuatanejo, en Guerrero; la familia pagó un rescate dos semanas después, pero nunca fueron liberados y no saben nada de ellos desde entonces, a pesar de tener datos concretos que pudieran ayudar para la detención de los plagiarios.  Después de tres años las hermanas de David y Miguel decidieron hacer público su caso, para lo cual realizan una campaña en redes sociales titulada “Rescatemos a David y Miguel”.

Sin embargo las autoridades no respondieron como se esperaba a la presión de la opinión pública, al poco tiempo se diluyó el tema, llegaron otros atropellos para llenas las agendas de los medios y  el caso sigue en las mismas circunstancias: David y  Miguel no han aparecido, no se ha montado ningún operativo para liberarlos. Y ahora los familiares de los plagiarios temen también por sus vidas.

Desde que se hizo la denuncia (averiguación previa PGR/SEIDO/010/2012 y PGR/SEIDO/289/2013) hasta ahora, hay un detenido relacionado con el caso. Debido a esta detención los familiares han recibido exhortos oficiales para presentarse a comparecer en el Juzgado Quinto de Distrito en el Estado de Guerrero, con residencia en Iguala. Hasta ahora la familia ha preferido no viajar a dicho estado, pues temen que de ir allá pudieran sufrir un atentado contra sus vidas, según relata una de las hermanas de David.

En la última de estas notificaciones, fechada el 4 de agosto de 2015, se especifica que lo parte requerida debe acreditar ser de escasos recursos económicos, razón por la cual no se presentaron, de lo contrario podría ordenarse su presentación en el citado Juzgado por conducto de la fuerza pública.  Los familiares  están dispuestos a hacer ese viaje pues saben de casos de gente que va a Guerrero para este tipo de requerimientos y son asesinados en el camino. Por eso asegura Deborah, hermana de David,  que “no es una opción ir, al menos que sea con un medio de comunicación en vivo, por cualquier cosa”.

Cabe recordar que entre las principales denuncias hechas por las hermanas de David y Miguel durante los últimos meses, destaca que ellas aseguran tener localizados el lugar y las personas que secuestraron a sus hermanos, pero las autoridades no han hecho ningún operativo para rescatarlos. Esta información la obtuvieron gracias a que los secuestradores utilizaron el teléfono celular de su hermano (con GPS) para hacer las negociaciones e incluso dicen tener conocimiento de que siguieron usando el mismo número meses después para otro tipo de llamas.

Desde finales del 2012 y a la fecha los familiares ha acudido a todas las instancias del #Gobierno, desde la Marina, el Ejercito, la PGR e incluso Presidencia; pero nadie les ha dicho hasta ahora ¿Por qué no se ha hecho ningún operativo en la zona que ya está localizada? Incluso Deborah señala varias anomalías que encontraron en los expedientes cuando tuvieron acceso a ellos. Por ejemplo que en los documentos se apunta que el pago del secuestro fue en Guerrero, cuando en realidad se hizo en Michoacán; e incluso en uno de los documentos confundieron los nombres con las fotos de David y Miguel.  Entre las declaraciones del único preso hasta ahora por el caso, destaca que el mismo “declaró que la Policía Federal le prestaba los helicópteros a estos secuestradores para vigilar la zona”.

Además de la instancia gubernamental el caso ha sido llevado ante Derechos Humanos y otras organizaciones sociales. A pesar recibir apoyo nadie ha podido ayudarles realmente a obtener lo que quieren: rescatar a David y Miguel. Tiene la esperanza de que sigan con vida  pues saben de numerosos casos de personas secuestrados por el crimen organizado para obligarlos a trabajar para ellos. No piensan descansar hasta rescatarlos y ahora que las instancias nacionales parecen agotadas, buscarán llevar el caso ante organizaciones internacionales. #Política Ciudad de México #Política Guerrero