El multihomicidio en la colonia Narvarte de la Ciudad de #México puso a flor de piel las divisiones que existen en el periodismo mexicano. Por un lado, los periodistas que son más afines a las "verdades históricas" y, por el otro, los que desde el periodismo/activismo son ultra críticos de absolutamente todo lo que hace y deja de hacer la autoridad.

Creo que el "periodismo ideal" debería ser el que se sustenta en datos duros, el que contrasta puntos de visa, el que tiene rigor y que presenta o narra datos comprobados y verificables. También creo que, como bien lo mencionó Fernando Rivera Calderón, mi compañero de viaje radiofónico wesero, el periodismo no es (ni por error) una ciencia exacta. Y creo de igual manera que el periodismo no puede dejar de lado el ánimo social y no puede dejar de ser incómodo para el poder.

En los últimos cuatro día hemos leído, visto y escuchado versiones de todo tipo. Suposiciones, datos filtrados, opiniones viscerales y especulaciones. La fiesta que provocó un asesinato con tal saña. Las víctimas que ya conocían a sus victimarios. La colombiana dama de compañía que poseía un Mustang que le robaron. De ahí para arriba.

Soy creyente de la necesidad del debate público como mecanismo para discutir los hechos públicos pero también soy consciente de que hay una especie de maña entre periodistas: la especulación sólo es válida cuando mis cuates la publican.

Ya sea en la fuga del Chapo, en el asesinato de Colosio o en la elección de 2006. Los bloques periodísticos se aplauden entre los similares y fustigan a los que manejan visiones contrarias. De un lado para el otro y del otro para el uno. Incluso, diciendo las mismas versiones. No importa el qué se dice sino quién lo dice. No importa si es verídico o no. Importa el nivel de influencia o popularidad del periodista que consigna o reproduce una noticia.

Por eso busqué a Daniel Moreno, un periodista de sepa que actualmente dirige el sitio de noticias animalpolitico.com y que alguna vez me dijo “ante la duda, haz periodismo”. No es que Daniel sea un santo (aunque casi). No. Daniel es una voz sensata, de esas que uno trata de buscar cuando hay una vorágine/enredo/disputa que nubla las versiones y que acomoda los datos a conveniencia de los intereses de los bloques periodísticos en disputa.

(((#Entrevista completa))) http://www.wradio.com.mx/escucha/archivo_de_audio/ruben-merece-que-no--estemos-difundiendo--versiones-no-corroboradas-daniel-moreno/20150804/oir/2880648 . aspx

Dijo Daniel Moreno este martes en El Weso: “No podemos volvernos los reproductores de chismes y de versiones que, incluso, hoy están desmentidas por la propia autoridad. Yo quisiera ver a los medios que así lo publicaron hace un día que hoy publiquen que se equivocaron, que mintieron y que no hicieron bien su trabajo”.

Y, sobre todo, propuso algunos puntos muy valiosos para este debate entre técnicas o estilos de hacer periodismo:

1. Los medios y la sociedad debemos exigir una investigación que impida que el caso quede impune.

2. Dicha investigación debe estar acompañada por organizaciones de la sociedad civil que verifiquen su transparencia y eficacia. Es decir, que no sólo “compremos” la versión oficial de los hechos y que, por ende, se castigue a los verdaderos culpables.

3.Evitar el juego periodístico de ampararse en “versiones de fuentes bien informadas o de alto nivel” que sólo provoca la inmediata criminalización de las víctimas.

4. Que aunque todos los casos de periodistas agredidos o asesinados en Veracruz están impunes, y esa es una responsabilidad del gobernador Javier Duarte, las críticas se basen en investigaciones periodística serias.

5. No aceptar de la autoridad el argumento simple de que la actividad profesional de las víctimas no tuvo que ver con su asesinato y presionar para que este factor no se excluya como evidente línea de investigación.  #Derechos