La masacre de Tlataya, la verdad histórica de los 43 normalistas desaparecidos y los tres asesinados en Iguala Guerero, la masacre de supuestos integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en ese estado, la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán con ayuda de los más altos mandos de inteligencia, la devaluación del peso frente al dólar que ronda los 18 pesos, los actos de corrupción del presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, además de los actos ilícitos en los que se ven involucrados sus personeros y las demás fuerzas políticas del país, sin mencionar el baño de sangre que no cesa en el país: ¿Acaso había algo que celebrar el 15 de Septiembre día de la libertad de México?.

Así, el día de hoy se ha dado a conocer que en Coacalco, Estado de México, los trabajadores del DIF municipal son obligados a asistir al grito en una noticia que ha corrido como pólvora y es que, el pueblo de México aborrece a sus gobernantes. Durante el festejo del año pasado a pesar de que se revisaron hasta los niños en filtros de seguridad para que no se hiciera daño al presidente y su séquito, cuando su esposa Angélica Rivera de Peña llegó con una de sus hijas en una camioneta blindada, el pueblo encendido de odio, golpeó y movió la camioneta en vaivén poniendo en peligro la seguridad de la llamada primera dama del país.

Con todo y y el registro, cientos de manifestantes lograron colarse para expresar su inconformidad con un gobierno al que se considera mediocre y solo al servicio de los grandes capitales mundiales mediante la entrega de los recursos naturales, energéticos y humanos del país.

Al país que vaya y en la ciudad por donde circule o auditorios donde se presente, al presidente lo ha seguido la sombra del fraude electoral y los fantasmas de los 43 desaparecidos, ya siempre en el extranjero le gritan "asesino".

Por si fuera poco la telenovela que Televisa (La televisora oficialista más importante del país), le vendió a México para que la gente votara por un hombre guapo que se casa con una famosa, se ha desvanecido por los suelos y hasta las revistas del corazón hablan de su eminente separación y de un posible divorcio como si la novela siguiera mientras mas mexicanos entran por millones en los umbrales de la pobreza y el 1 por ciento de la población concentra el 43 por ciento de la riqueza , convirtiendo a este país en el más desigual del mundo. #Crónica Ciudad de México