La anunciada reunión del presidente Peña con padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace un año, y presuntamente incinerados en un basurero de Cocula, Guerrero, duró casi 3 horas.

Durante este encuentro Peña Nieto les presentó de manera unilateral seis puntos de compromiso, de los cuales, luego de la reunión, en conferencia de prensa, los padres expresaron su rechazo específicamente a la creación de una fiscalía especializada para la búsqueda de personas desaparecidas.

El vocero del presidente, Eduardo Sánchez, señaló en conferencia de prensa posterior que “la investigación sigue abierta… no habrá carpetazo”, que se integrará una tercera investigación y que se ampliaba la invitación al grupo de expertos de la Comisión Interamericana de #Derechos Humanos (CIDH), para continuar seis meses más con sus pesquisas.

Señaló que el nuevo grupo se conformará con peritos de élite e invitó a José Torero, del GIEI, a integrarse a ellos si así lo decide.

Durante la reunión Peña señaló su compromiso en 6 puntos:

1.- Investigar todos los hallazgos y posibles responsables que arroje la averiguación, reiterando que la investigación no se ha cerrado…

2.- Incorporar las recomendaciones y líneas de investigación que ha propuesto el grupo de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

3.- Continuar con los trabajos para saber qué fue lo que pasó de manera individualizada con cada uno de los estudiantes.

4.- La Subsecretaría de Derechos Humanos en coordinación con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, deberá asegurarse que todos los afectados tengan acceso a mecanismos de atención a víctimas y atención médica de todos los que resultaron afectados.

5.- La Procuraduría General de la Replúbica (PGR), deberá integrar un equipo de peritos del más alto nivel para analizar los hechos del basurero de Cocula, entre los que podrá participar el doctor José Torero, que considera que los estudiantes no fueron incinerados en ese basurero.

6.- La creación en la PGR de una fiscalía especializada para la búsqueda de personas desaparecidas.

Acerca de los 8 puntos que la comisión de padres presentó al presidente, Sánchez señaló que no hay un plazo establecido para darles respuesta, sin embargo el presidente había dejado instrucciones para que se estudie su viabilidad.

Más tarde, en el zócalo capitalino, el abogado de los padres, Vidulfo Rosales, externó el desacuerdo de sus representados a la propuesta de Peña Nieto de crear una fiscalía especializada, ya que ellos preferían una unidad por separado abocada exclusivamente al caso Ayotzinapa.

Por otra parte, Felipe de la Cruz, vocero de la agrupación, expresó la exigencia de investigar a diversas autoridades que colaboraron en la construcción de la “verdad histórica”, entre ellos el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el exprocurador general de la República, Jesús Murillo Karam y al jefe de la Policía Federal, Enrique Galindo.

Poco después, vía su cuenta de Twitter, Peña Nieto publicaba: “agradezco la oportunidad de haberme reunido con los padres de los jóvenes normalistas”. #Gobierno #Enrique Peña Nieto