México, DF, 3 septiembre 2015. Integrantes del Movimiento de los 400 Pueblos se instalaron afuera de la Cámara de Diputados de la Ciudad de México para manifestar su inconformidad hacia los corruptos y represores políticos mexicanos. En específico contra el panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien estuvo a cargo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los trabajadores, ISSSTE, ahora diputado federal, representando al estado de Veracruz, en esta LXIII Legislatura.

El diputado Yunes Linares ahora como integrante del Partido de Acción Nacional, llega a esta nueva camada en la Cámara de Diputados con acusaciones de “represor de campesinos” y “saqueador”.

Los manifestantes circularon volantes y colocaron mantas con consignas que plasman las malas acciones que el ahora diputado llevó a cabo durante su gestión como director general en dicha institución.  Es acusado de robar 3 millones al ISSSTE, además de culparlo por la fuga del Chapo Guzmán.

Piden se haga justicia, ya se hizo la denuncia el pasado mes de abril, ante la Procuraduría General de la República, PGR.

Este movimiento adoptó el nombre de “400 Pueblos” en el año de 1970. Realizaron una marcha, en la cual participaron 400 pueblos de la República mexicana. Luchando por incorporarse a la modernización del campo, diferentes sectores rurales, una lucha por las tierras, pidiendo apoyo al #Gobierno pero éste los abandonó y empezaron a levantar la voz. Se han creado diversas organizaciones en la lucha por la tierra de pequeños y medianos productores.

Se sienten defraudados, olvidados, robados, humillados y la manera de expresarse, desde hace varios años, es desnudarse. Única forma de llamar la atención para que las autoridades los escuchen y obviamente que sean vistos.

Desde muy temprano se dieron cita en la Cámara de Diputados, sin importar el mal clima, una mañana nublada y fría, montando su equipo de sonido y formándose en filas, listos para iniciar su protesta. Hombres y mujeres bailaron semidesnudos al ritmo de “La Quebradita” y una que otra salsa y cumbia. Una manera diferente de manifestarse ante el Recinto Legislativo.