El próximo y flamante presidente municipal del municipio de Cuernavaca, en el Estado de Morelos, el futbolista Cuauhtemoc Blanco ha preferido irse a jugar

dos partidos de futbol de despedida, en las ciudades de Oregon y Los Ángeles California, el próximo 23 y 26 de octubre, dejando el proceso de entrega y recepción de la alcaldía que representará.

 

Dicho proceso inicio en el pasado mes de septiembre y se lleva a cabo con la finalidad de informar a los nuevo funcionarios, el estado en el que se encuentra el municipio de Cuernavaca y todo lo relacionado a su administración y finanzas públicas.

 

En este proceso también se han realizado cursos de capacitación para los alcaldes electos por parte del Instituto de Desarrollo para el fortalecimiento de los municipios de Morelos, a los cuales el Sr. Blanco nunca ha asistido.

 

Me imagino que el Cuau, ha de pensar que para que se presenta a los cursos si ya tuvo a bien cambiar a Cuernavaca de municipio a Estado de la República. Así de efectiva es su manera de hacer las cosas.

 

En días pasados el futbolista informo que el se dedicará a sus actividades como Presidente Municipal en beneficio de los ciudadanos, a partir de que tome posesión oficial, lo que ocurrirá el próximo 1 de enero.

 

No importa que Cuernavaca –la ciudad de la eterna primavera- tenga un alto índice delictivo en pleno centro y a plena luz del día, ya no se diga en la noche.

 

Varias personas que viven en Cuernavaca, me han expresado personalmente, su inconformidad con el actual gobierno estatal y municipal, ya que los índices delictivos e inseguridad se han disparado de forma exagerada en los últimos meses.

 

Dicen que cada pueblo tiene a los gobernantes que se merecen. En lo personal no creo que Cuernavaca merezca tener a un personaje tan pintoresco e inculto como el Sr. Cuauhtemoc Blanco.

 

Solo falta que el próximo presidente municipal, dentro de sus sabias decisiones de inicio de gobierno, invite a la diputada Carmen Salinas a formar parte de su gabinete como la secretaria de educación del municipio, en honor a sus buenos modales, señas y lenguaje por demás folklórico. A todo esto, ¿El Cuau, sabrá que tiene que formar un gabinete?

 

¿Hasta cuando vamos a dejar de aceptar que personas mediocres como estos

personajes, ocupen puestos de importancia para nuestras comunidades?

 

Pobre Cuernavaca, tan deteriorada y olvidada. #Futbol #Política Morelos