Nuevamente sigue Donald Trump manteniendo su discurso anti-mexicano, el cual habíamos creído sería tan solo una frase de mercadotecnia barata que le funcionó al principio de su pre-campaña.

 

Ahora, el Sr, Trump ha apantallado a sus seguidores al presentar una reforma migratoria por demás ofensiva para el pueblo mexicano e ilógica de aplicar.

 

La Reforma Migratoria que propone el Sr. Trump incluye entre otras injurias, el confiscar las remesas que mandan nuestros paisanos a sus familias en #México.

¿El Sr. Trump, sabrán el trabajo que desarrollan nuestros paisanos para enviar esas remesas?

 

Pide negar la ciudadanía estadounidense a los hijos de indocumentados que hayan nacido en ese país.

 

Insistió en que se debe de levantar un muro a todo lo largo de la frontera –muy al estilo del Muro de Berlín- el cual su construcción, deberá ser pagado por México y en el caso de que nuestro país no cubra dicho importe, en caso de llegar a la presidencia impondrá diversas sanciones a nuestro país.

 

También aumentará los costos de las tarjetas de cruce fronterizo y las de los trabajadores que han sido contratados dentro del marco del Tratado de Libre Comercio.

 

Propone aumentar el número de agentes de inmigración y aduanas de 5,000 que existen actualmente a 15,000 policías, quienes se dedicarán a la caza de indocumentados en todo el país cual vil cacería de animales.

 

En caso de ser presidente, amenazó con suspender el presupuesto a las ciudades que albergan indocumentados, contar con un sistema de rastreo de visas para deportar a todas aquellas personas que permanecen en el país aún cuando se les ha vencido su visa. ¿Conocerá el Sr. Trump que la economía del Estado de California es tan importante y grande aún más que muchos países del mundo?¿Les quitará el dinero?

 

Y por si fuera poco todo lo anterior, desea impedir el paso de mexicanos hacia Estados Unidos, ya sea de turistas o diplomáticos para quienes incluso podría llegar a negarles la visa de ingreso. ¿Sabrá el Sr Trump el flujo de dinero que dejan los mexicanos que van a turistear todo el año y principalmente en las fiestas decembrinas aún cuando en los puentes fronterizos son ofendidos y tratados de forma por demás discriminatoria?

 

Así o más clara su locura.

 

La pregunta es: ¿No debería la Secretaría de Relaciones Exteriores por medio de su titular la Sra. Claudia Ruiz Massieu, pedirle al Sr Trump una disculpa pública por sus palabras y trato ofensivo hacia nuestro pueblo o mejor aún nombrarlo persona non grata en nuestro país?

 

¿Hasta cuando vamos a tener que soportar que personajes populistas como el Sr. Trump, y otros tantos políticos mexicanos, se dediquen a ofender, injuriar y difamar a nuestra gente?

 

Esperemos que este señor, no llegue a la presidencia porque de ser así, ya no podremos ir a ver al ratón Miguelito, ni llevarle mole a nuestros familiares. #Derechos Humanos