Con granadas, la Policía Federal impidió la llegada de las decenas de miles de manifestantes que esperaban congregarse en  el Zócalo de la Ciudad México para conmemorar un aniversario más del 2 de Octubre en una clara maniobra de estrategia militar en la que la policía de la Ciudad de México se negó a cooperar.

La represión inició curiosamente cuando los miles de manifestantes empezaban a llegar al corazón de México al Zócalo, la televisora oficial, Televisa empezó  transmitir en vivo y unos minutos después los "anarquistas" atacaban a la policía sin que estos hicieran nada por detenerlos para el show televisivo a la nación. Incluso se vio cómo un policía se acercó tranquilamente a los manifestantes tal vez para darle órdenes pero en ese momento la trasmisión en vivo de Foro TV, unos de los muchos noticieros de la televisora, cambió de toma para no evidenciar lo obvio.

Fueron minutos de tensión para los manifestantes que desde lejos veían el combate y se alejaban al centro de la plaza hacia la asta bandera, hacia los hoteles, las joyerías y la catedral.

Pero cuando algunos de los "anarcos" se metieron a la plaza, los policías empezaron a cumplir la misión de desalojar el mitin lanzando granadas de gas lacrimógeno lo que llevó a que los manifestantes pacíficos abandonaran la plaza mientras que los oradores y líderes que se encontraban en el templete ya lo habían dejado para evitar ser detenidos.

Los verdaderos manifestantes empezaron a retirarse, al ver cómo la policía con el pretexto de que algunos, sólo algunos de los supuestos anarquistas (en realidad pagados por el Estado como paleros en todas las manifestaciones) se metían entre la gente, empezó entonces y, sólo hasta entonces, inició a avanzar contra la población mientras le lanzaba granadas de lacrimógeno y las plaza empezaba a llenarse de humo picante y los policías escondidos comenzaban a aparecer por todos lados.

El 2 de octubre se celebra año con año en México pues en 1968, decenas, tal vez cientos de estudiantes, fueron masacrados en la plaza de Tlatelolco por militares y el Estado, también en la Ciudad de México, mientras que también, se manifestaban. #Crónica Ciudad de México