A nadie nos gusta que nos digan que estamos haciendo mal las cosas, o que tenemos una serie de errores y peor aún que nos expongan públicamente.

 

Ante esos comentarios lo que uno acostumbra hacer es realizar declaraciones que minimicen dichos comentarios.

 

Algo similar se vivió con la visita a nuestro país, del Sr. Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cuya visita y conclusiones se presentaron en una reunión con el Presidente Peña Nieto.

 

El Alto Comisionado informó que en el #Gobierno mexicano, existe “intolerancia ante la crítica pública” –algo por todos conocido- a lo que la Presidencia de la República se defendió diciendo que “el país va en la dirección correcta”

 

Dos puntos de vista distintos, dos versiones diferentes de una misma problemática.

 

Mediante un comunicado oficial de la Presidencia, se presentó un informe que menciona que en dicho encuentro, ambos funcionarios conversaron sobre la ruta que ha emprendido #México a favor de los Derechos Humanos, haciendo énfasis en el hecho de que nuestro país se dirige por la vía correcta en la Defensa de los Derechos Humanos.

 

En contraste el informe de la ONU, nunca avaló esa versión de la “dirección correcta” y en cambio presento cifras de llamar la atención como el hecho de que en nuestro país, se calcula que el 98% de los crímenes que se llevan acabo, se quedan sin resolver y que la mayoría de ellos no son investigados.

 

Además se menciona que de diciembre del año 2006 al mes de agosto del 2015, se han asesinado 151,233 personas, incluyendo migrantes que van de paso por nuestro país hacia Estados Unidos.

 

La desaparición de personas equivale al menos a 26,000 seres desde el año 2007 hasta la fecha y los cuales también no se han resuelto su paradero o es nula la investigación de los hechos, ya que muchas de ellas pudieran ser resultado de desapariciones forzadas.

 

Se habló también del abuso sexual a miles de niñas y mujeres quienes se convierten en víctimas de feminicidio y de las cuales también,es nulo el resultado de alguna investigación.

 

El Alto Comisionado informó que dichas desapariciones forzadas, actos de tortura y ejecuciones extrajudiciales presuntamente han sido realizadas por autoridades del gobierno federal, municipal o estatales, recordando la matanza de Tlataya y los muertos de Ayotzinapa entre muchos más personas anónimas que han desparecido en nuestro país, en donde el presidente Peña dice que “vamos bien”.

 

Esperamos que este tipo de estudios que se han presentado en los últimos días, puedan generar algún tipo de reacción en el gobierno federal, quien se mantiene pasivo e inactivo ante una cruda realidad que está a la vista de todo el mundo, menos de ellos.