Todos los partidos políticos están viendo hacia el 2018 como el momento para apoderarse del poder y del país para realizar cada uno de ellos los cambios que “beneficien a la sociedad”

 

En las reuniones que han llevado a cabo los principales partidos políticos se han observado las estrategias a realizar rumbo a la carrera presidencial.

 

Al más viejo estilo dictatorial y antidemocrático que tanto critica, Andrés Manuel López Obrador, se saltó las trancas y sin ningún tipo de elección interna, se autonombró presidente, líder moral, guía, gurú y lo que se acumule, de su Morena dentro del marco del congreso de su partido.

 

Aunque desde su primera contienda presidencial había declarado que no iba a ser un candidato eterno, el objetivo de su partido es bastante claro, ser el candidato a la presidencia en el 2018.

 

Por su parte en el PAN Felipe Calderón regresó a la Asamblea Nacional, criticando a #AMLO por abusar de los tiempos oficiales y buscando la unión de las fuerzas del partido, en apoyo visible a su esposa Margarita Zavala.

 

Ricardo Anaya, presidente del PAN, reitero que regresarán a Los Pinos, no permitiendo el priísmo de los viejos tiempos ni el estatismo depredador de López Obrador.

Por su parte en el PRI, Manlio Fabio Beltrones llamó a desnudar a los demagogos y conservadores que desacreditan los logros del #Gobierno ¿Los logros? Si, eso dijo.

 

Y recalco: “nuestro deber es desenmascararlos y demostrar que sus propuestas representan un retroceso”.

 

¿El señor Beltrones conocerá la Reforma Fiscal que tiene a todas las empresas en un constante sobrevivir inmersas en una economía inútil y que el próximo año, con los precios internacionales del petróleo por los suelos y con la liberación del costo de la gasolina la ciudadanía se verá fuertemente presionada en su economía familiar?

 

Por su parte el PRD aprobó por la vía rápida al nuevo Comité Ejecutivo Nacional (CEN) igualito que AMLO en Morena. Rápido y fácil, así es su forma de hacer democracia.

 

Ni duda cabe que el espectáculo del 2018 será cada vez más atractivo para diversión de todos. Podremos ver como se golpean, desmienten, ofenden y después se van a comer juntos.

 

Ojalá y la ciudadanía se informe más sobre las virtudes y defectos (válgame que son muchos) de cada partido y de cada candidato popular y famoso que pretende llegar a tomas las riendas de este país.

 

Pobre #México con tanto circo.