La Asociación Civil “Alianza Cívica Nuevo León” realizó una encuesta en las elecciones federales de junio de este año, para constatar que la opinión pública respecto a las elecciones liga a los candidatos y partidos políticos con el narcotráfico.

Según la encuesta cualitativa que la Asociación realizó en más de 300 personas, entre las que se encontraban, políticos, funcionarios, sacerdotes y población en general, encontró que el 40 % de los entrevistados consideró que alguno de los candidatos estuvo ligado a algún grupo criminal y el 37 % dijo que a la delincuencia organizada influyó en la elección de los candidatos.

La investigación realizada en Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Oaxaca, Guerrero, el Estado de México, Jalisco, Sonora, Durango y el Distrito Federal arrojó que la compra del voto estuvo presente, con cantidades que van desde los 500 pesos y hasta 2 mil por cada boleta votada, a la que el ciudadano le tenía que tomar una foto para poder cobrar su dinero.

En conferencia de prensa, el integrante de la Asociación, Jesús González,  también reveló que el Instituto Nacional Electoral (INE) no pudo acceder a la instalación y conteo de voto de diversos municipios, además de que existió una presión a empleados locales del Instituto Electoral por parte de grupos criminales, según los testimonios que recogieron.

Alianza Cívica aseguró que la violencia afectó los comicios a tal grado que muchos candidatos, principalmente locales no ganaron vía voto legal, sino coaccionado.

Otra manera de imponer el voto fue por medio de los apoyos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) que incluyeron los programas: Prospera y Liconsa. Además de la utilización de dinero de obras públicas y posiblemente del narcotráfico.

Beatriz Camacho, Coordinadora del proyecto, aseveró que la preocupación de la organización radica en que la pobreza va en aumento y esto hace más susceptible a los ciudadanos ante la coacción del voto a cambio de dinero en efectivo, despensas y los apoyos sociales gubernamentales.

“Existe una tendencia de los partidos políticos a violar la ley”, aseveró.

La organización denunció un aumento de violencia de las elecciones de junio pasado, en comparación con las de otros años, y en este sentido, adelantaron que las elecciones presidenciales del 2018 habrá más atropellos.

Eduardo Huchim May, exconsejero Presidente del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) agregó que existe una desconfianza generalizada entre los mexicanos, y que solo el 26% de la población cree que los comicios son limpios, por lo que las próximas elecciones de presidente llevarán la tendencia de impunidad y violencia.

La muestra realizada en un total de 22 municipios de 10 entidades, las consideradas más peligrosas para vivir. #Derechos #Enrique Peña Nieto #Elecciones 2015