Por Mitzi Vera/ @mitzmariann

La semana pasada la embajadora de Noruega en México, Merethe Nergaard,  advirtió a los empresarios extranjeros sobre la corrupción en el país, lo cual es motivo de reflexión. No solo para las grandes compañías, involucra a todos como ciudadanos.

El coordinador de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, indicó que los blanquiazules impulsarán reformas en materia de transparencia: como parte de la iniciativa desean que cada tres meses se declare sobre las contrataciones públicas.

Además, propusieron la Comisión Anticorrupción la cual encabezaría Luis Felipe Bravo Mena: exsecretario de Felipe Calderon Hinojosa, su esposa Margarita Zavala aspira a la presidencia de #México.

Al respecto de la próxima visita del Papa a México, los blanquiazules indicaron que debe abordar el tema de la corrupción.

La deuda interna está por alcanzar el 48 por ciento, se teme que para 2016 se cierre el año con el 49 por ciento. De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la corrupción en México representa al 9 por ciento del Producto Interno Bruto, el cual significa 1 billón 602 mil 986 millones 130 mil pesos.

PAN sin memoria

Con base en el portal Sin Embargo, Guillermo Padrés, exgobernador de Sonora es investigado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos: se le acusa de haber lavado hasta 3.3 millones de dólares, los cuales obtuvo por sobornos.

The Wall Street Journal denunció a través de una publicación el presunto pago de sobornos a los hermanos Padrés, de igual manera el diario acusó la transferencia de 8.9 millones de dólares, así como una cuenta en Holanda por 5.7 millones de dólares en 2012 y otra en Estados Unidos con 522 mil dólares. 

El periódico Reforma publicó que el exgobernador ayudó a empresas con la evasión de pago de impuestos, lo cual provocó que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) sancionó a Sonora, no podrá recibir incentivos. Los sospechosos tendrán que cumplir con auditorias.

Impunidad exclusiva en México

“La corrupción no es un problema exclusivo de México, pero la impunidad sí, la diferencia es que aquí los escándalos no tienen consecuencias en los tribunales. Mientras aquí la impunidad sea la regla, en lugar de la excepción, México no podrá romper con la tradición que más enferma nuestra vida pública y nuestro potencial de prosperidad”, expresó Juan Pardinas, director general del IMCO.

México tiene el segundo lugar de impunidad, en una lista de 59 países, afirmó el Índice Global de Impunidad (IGI). Según la revista Forbes de dicha lista el 46 por ciento de los detenidos no tienen una sentencia condenatoria.

Uno de los últimos en la lista es República Checa; de acuerdo con el rector de la Universidad de las Américas de Puebla, Ernesto Derbez, la corrupción es resultado de la impunidad.

Para eliminar la impunidad se debe hacer llegar los recursos a quienes en verdad los necesita, entrenar mejor a la policía y aumentar el número de jueces, indicó Derbez.

 

Fuentes: Forbes, Sin Embargo, The Wall Street Journal. #Gobierno #ADN