La reconocida escritora y activista catalano-mexicana Lolita Bosch, respaldada por diversos grupos defensores de #Derechos Humanos y asociaciones civiles, este miércoles alzó la voz en el Colegio de Periodistas de Cataluña para protestar por el reciente nombramiento diplomático del ex gobernador del estado mexicano de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, como cónsul de Carrera en Barcelona.

Durante la reunión se hicieron públicos algunos cuestionamientos dirigidos tanto al presidente español, Mariano Rajoy, como al gobierno mexicano por el nombramiento de Herrera, que es señalado en México por corrupto y por mantener nexos con el crimen organizado, particularmente con los Zetas.

Por lo que toca al presidente Rajoy, la principal interrogante tiene que ver con la ausencia de “impedimentos” por parte de su gobierno ante el nombramiento de Herrera; si se recabó la información suficiente para respaldar la designación; y si se tomaron en cuenta las declaraciones de testigos que aseguran Fidel Herrera estuvo inmerso en actividades ilegales.

Para el consulado mexicano los cuestionamientos son numerosos pero se resumen principalmente en 4 aspectos: nulos resultados durante su mandato en investigaciones sobre asesinatos de periodistas; ¿por qué se blindó información sobre los gastos en comunicación social en su sexenio por 12 años?; desaparición de 134 personas en Veracruz; la persecución que se estableció contra los defensores de los derechos humanos de migrantes centroamericanos en su administración.

La “negra estela” de Fidel Herrera en su paso por Veracruz

Fidel Herrera fue gobernador del estado de Veracruz de 2004 a 2010. El presidente Enrique Peña nombró a su correligionario partidista “cónsul de carrera” y no “cónsul general” para evitar que el Senado vetara la designación.

En 2013 la revista Forbes lo ubicó entre los 10 políticos más corruptos de México, junto a los tristemente recordados Humberto Moreira Valdés y Arturo Montiel Rojas, todos ellos priistas.

Durante la administración de Fidel Herrera, Veracruz fue una de las entidades mexicanas con mayor violencia y de los estados más endeudados. Se le relacionaba con altos mandos del crimen organizado, principalmente con los Zetas, de ahí que popularmente se le diera el sobrenombre de Z-1.

También se le involucra con un prominente grupo que, haciendo uso de los servicios de Juan Carlos Zaragoza Ríos, ex empleado de Televisa, acosaba periodistas para, mediante veladas amenazas, “limpiar” la imagen de algunos políticos de renombre, entre ellos el mismo Fidel Herrera.

Pesa sobre él también la acusación de utilizar fondos públicos para comprar casas en Canadá, Estados Unidos e Inglaterra, además de dos jets de lujo.

Se defiende y justifica acusaciones Herrera

En días pasados, en una entrevista que concedió Fidel Herrera a El Periódico de Cataluña, a pregunta expresa sobre las acusaciones que sobre él pesaban de corrupto y de tener nexos con el narcotráfico, aseveró que todo había sido una estrategia político-electoral en su contra del en ese entonces adversario político, Miguel Ángel Yunes. “Ni narco, ni gay, ni adicto, ni ratero”, remató para concluir dicha entrevista. #Política Veracruz #Enrique Peña Nieto