Como si fuera el famoso programa de Big Brother, la Delegación Coyoacán por medio de la Contraloría General del Distrito Federal y de la Contraloría de la propia Delegación, observarán mediante cámaras de video-vigilancia, las actividades que realizan los funcionarios de las oficinas de atención al público en donde se manejen documentos y autorización de trámites.

 

A partir del próximo año 2016, serán instaladas estas video-cámaras, anunció el Delegado de Coyoacán, Valentín Maldonado.

 

El objetivo que se persigue con esta acción, es el de identificar cuando un funcionario de la delegación solicité dinero “mordida” para llevar a cabo algún trámite, es decir se busca inhibir la corrupción.

 

Cuando alguna persona sea identificada y descubierta por solicitar algún tipo de “bonificación” para ayudar a realizar algún tipo de trámite, será suspendido de sus funciones al instante y enfrentará un proceso legal al respecto, indicó el Delegado.

 

Toda acción que lleve a evitar y desterrar la corrupción en las diferentes dependencias de #Gobierno sin importar el nivel de funciones, será siempre bien recibida por parte de la ciudadanía.

 

Sin embargo tal parece que el Sr. Delegado Valentín Maldonado, nunca ha ido a realizar en persona algún trámite a estas dependencias.

 

El problema principal en estas oficinas, no radica en que los funcionarios pidan dinero para “ayudarte” a terminar correctamente tus trámites. El problema principal es que por lo menos atiendan a las personas que llegan a solicitar un servicio.

 

El Sr. Maldonado podrá ser testigo, si es que observa las famosas cámaras, de lo que realiza el personal en horarios de oficina y de atención al publico.

 

Podrá ser testigo fiel de cómo todas las personas de atención al público, se “desaparecen” para partir el cumpleaños de algún compañero.

 

Lo mismo harán ahora que viene la partida de la Rosca de Reyes y posteriormente la comelitona con los tamales verdes, rojos y de dulce el próximo día de la Candelaria.

 

Algo que tendrá que valorar es que el próximo año habrá Olimpiadas en Rio de Janeiro, Brasil, por lo que lo mas probable es que estos funcionarios se vayan a ver la tele cuando juegue algún atleta mexicano –que ni conocen por cierto, pero por ser azteca hay que apoyarlo “o sea otro pretexto para perder el tiempo”.

 

También tendrá que ver como alguna compañera vende zapatos, perfumería, ropa o cobijas por catalogo. Sin contar a la que se la pasa leyendo el TV y Novelas, para estar al día en todo lo relacionado a la farándula, ya que los artistas de la Televisora Oficial, ganan tan bien como para comprarse Casas Blancas.

 

Aún falta observar en esas cámaras de alta tecnología, como algún empleado de estas delegaciones, se informa cada lunes en la sección deportiva y comparte sus valiosas y conocedoras opiniones con los compañeros de trabajo.

 

De hecho van a tener mucho trabajo las personas que se encarguen de valorar estas escenas, ya que será sumamente difícil y complicado el saber si alguna de estas acciones mencionadas anteriormente son motivo que generen corrupción.

 

Lo mejor es que vean y analicen los videos a modo de capacitación, del Sr. Bejarano cuando hasta las ligas agarró con tal de llevarse todo y no dejar rastro alguno.

 

Bienvenidas las nuevas ideas para las oficinas de gobierno que dan servicio al público. Aunque sería más conveniente que invirtieran en tecnología pero para hacer más rápidos y efectivos los trámites, los cuales si éstos estuvieran en óptimas condiciones, la ciudadanía no tendría que recurrir a la famosa “mordida” para poder hacer su trámite.

 

La tecnología debería de ayudar a los procesos y trámites y no para estar observando como los trabajadores “cumplen cabalmente con sus funciones” #Política Ciudad de México #México