Los Reyes Magos no pudieron meter el Boeing 787 Dreamliner en la calceta de EPN por su tamaño: 60 metros de envergadura por 6 de ancho, un peso vacío de 161.025,29 kgs. y capacidad para 242 pasajeros. El lujoso capricho presidencial tuvo un costo de 637 mdp, según declaró la Secretaría de Hacienda. Sumándoles equipamiento, gastos de operación y mantenimiento más pagos anuales de arrendamiento, dan un total de 8,070 millones 56,335 pesos.

Pero eso no es todo, habrá que añadir la construcción del hangar presidencial por ¡mil millones de pesos! El objetivo del despilfarro, según explica SEDENA, es que el presidente pueda hacer viajes transnacionales sin escalas, como con el actual avión Boeing 757 de los años 80. Así, él y su comitiva de interfectos y colados podrán volar de un tirón 14,500 kms., equivalentes a un viaje de CDMX a El Cairo o Moscú.

Primero mis dientes

Según reportó el diario Regeneración, la Cámara de Senadores aprobó para la Presidencia un presupuesto anual de 2, 296 mdp pero la Secretaría de Hacienda reportó un aumento del 18%, por un total de 2,715 mdp.

En contrapartida, a hospitales y centros de investigación les retiraron 1,450 mdp, como al Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/SIDA, con 29 millones menos. Asimismo, el salario mínimo tuvo un ridículo aumento de $2.94 pesos (4.2% respecto al año pasado) o sea $73.04 pesos diarios para el 2016.

El despilfarro se veía venir desde su campaña, que descaradamente rebasó el tope oficial de 330 millones ante la vista gorda del IFE. Desde 1990, la presidencia nunca había gastado tanto en viajes, imagen, comunicación y otros gastos de operación; según publica Reforma, el gobierno de Peña Nieto ha gastado 6 mil 397 millones de pesos.

No se olvida el escándalo de la Presidencia con Grupo Higa por la Casa Blanca valuada en 7 mdd y la del Secretario de Economía Luis Videgaray en Malinalco. Dicha empresa “ganó” la licitación de la construcción del tren de alta velocidad México-Querétaro, revocada tras destaparse el escándalo por el equipo de Aristegui Noticias. Según su portal, aparte del proyecto ferroviario, Higa trabajó en jugosos convenios desde que EPN gobernaba el Estado de México.

Viajero de lujo

El gobierno de EPN se caracteriza por su falta de un proyecto político y sus escapadas al extranjero, que sumaban 34 hasta finales de 2015, con un costo de 100 mdp, según contó Presidencia al diario Reforma. Esa cifra no incluye renta de espacios, viáticos de los secretarios y funcionarios ni del área de Comunicación Social.

El mismo reporte señala que el viaje más costoso fue a Londres del 3 al 5 de marzo con motivo del Año Dual Reino Unido-México. En él se facturaron gastos por 6 millones 357 mil 270 pesos que ascendieron por otros “detallitos” a 7 millones 153,604 pesos.

En dicho viaje con un séquito de 57 personas que incluía a hijos y cuñados, Angélica Rivera es fotografiada descendiendo del avión con un bolso Gucci de $108,569. En el convite en el palacio de Buckingham, su “sencillo” vestido rojo de Valentino ($44,000) se ve rebasado por el Dolce y Gabbana de su hija Sofía ($126,500 sin accesorios).

Aún hay más

Angélica y Sofía son fotografiadas frecuentemente en sus viajes de placer y de compras, fiestas y cuantos eventos de relumbrón se presenten. Vanidosas y frívolas, estos saraos representan para ellas una oportunidad magnífica para posar ante las cámaras de los medios de papel satinado que promocionan la “buena “imagen de la familia presidencial.

Mientras México se desangra, EPN escapa a España como huésped de los reyes y tras el compromiso protocolario, la Gaviota se toma “vacaciones” en Italia rodeada de sus cuates o se va de shopping a Beverly Hills.

Derrochando y viajando, EPN ha evadido dar la cara frente al pueblo de México y el mundo a problemas como los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, la matanza de Tlataya, los bebés calcinados de la guardería ABC y la fuga del Chapo Guzmán, entre otros asuntos capitales que ignora y parecen importarle un bledo. #Enrique Peña Nieto #Aviones #Corrupción