El Papa Francisco I dijo en su mensaje en palacio Nacional que la sabiduría de México es un patrimonio que se debe cuidar pues "la principal riqueza de México tiene rostro joven" para presentar un proyecto de esperanzas un pueblo con juventud, en un pueblo capaz  de renovarse, es un pueblo que tiene desafíos en el presente y nos lleva a reflexionar a la hora de construir  el México que queremos y a darnos cuenta de que un futuro esperanzador se forja en unos jóvenes justos y honestos capaz de  forjarse en un camino de bien común.

El Papá insistió y habló de los temas que aquejan a México a causa del individualismo y de grupo "cuando buscamos el beneficio de unos pocos en detrimento de los muchos, se da el terreno fértil para la exclusión de las minorías y las etnias, la corrupción, la violencia, narcotráfico, el tráfico de personas,  la muerte, causando sufrimiento y frenando el desarrollo del pueblo mexicano se ha forjado en la historia por grandes ciudadanos que entendieron que ante el individualismo era necesario el acuerdo de todos los hombres y mujeres que buscan el bien común".

Dijo el Papá que una cultura ancestral debe ser fuente de estimulo para buscas nuevas formas de dialogo y compromiso solidario  por los que nos nos distinguimos en una política verdaderamente humana donde nadie se siente relegado.

Francisco I se refirió a clase política "a los dirigentes les corresponde ser dignos de los ciudadanos en su familia en todos los círculos en os que accesos a los bienes como la vivienda adecuada, trabajo digno, justicia real, seguridad efectiva y aclaró que no es asunto de leyes o reformas y sino del respeto entre los individuos como corresponde a la causa común de promover el desarrollo tanto en los público en lo privado, en lo colectivo como en lo individual en ese esfuerzo el Gobierno puede contar con el esfuerzo de la Iglesia católica que, a la gran causa del hombre para la edificación de la civilización del amor. 

Me dispongo a recorrer este hermoso y gran país como misionero y peregrino de la misericoridia y la paz y quiero renovar con ustedes la misericordia como un nuevo portador de justicia y paz y pido a la virgen que me mire para que por su intercesión nos conceda que estas jornadas y el futuro de estas tierras sean un lugar de encuentro, comunión y paz dijo el Papa. #Papa Francisco