El secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong aseguró que el Gobierno mexicano no ha realizado ninguna intervención para ayudar a que Humberto Moreira saliera en libertad el pasado 22 de enero. “Negamos categóricamente y estoy convencido que no habrá ninguna prueba que pueda validar que hubo gestión para su liberación ", afirmó.

 La investigación realizada por el equipo de El País, reveló que el Gobierno mexicano utilizó sus recursos diplomáticos de su embajada en España para brindar apoyo al expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Humberto Moreira, luego de que fuera detenido en el aeropuerto de Madrid-Barajas el pasado 15 de enero por los delitos de lavado de dinero y presunto vínculo con los Zetas, pero no por mucho tiempo, ya que una semana después fue liberado.

 Las investigaciones realizadas por el periódico español también demostraron que los funcionarios de la embajada mexicana en España recibieron órdenes para buscar a los abogados mejor capacitados para defender a Humberto Moreira.

 Más tarde en un evento en  ciudad Juárez Chihuahua, Osorio Chong dio a conocer que el gobierno de México  intervino solo para tomar conocimiento de la situación y negó rotundamente que el gobierno apoyó a Moreira para su liberación.

 “Es una obligación del Estado mexicano ver como se encuentran ciudadanos en otros países” dijo el secretario de gobierno.

El apoyo por parte del gobierno mexicano fue completo,  Ulricht Richter fue el abogado de Humberto Moreira. Fuentes cercanas al caso afirmaron que la embajada de México en España estuvo muy ligada al caso Moreira como nunca había ocurrido en otras ocasiones.

 Los legisladores mexicanos llamaron a comparecer a la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu y a la procuradora Arely Gómez para que aclaren sobre las intervenciones que se llevaron a cabo en España para la liberación de Humberto Moreira.

 Es verdaderamente indignante para los mexicanos que su propio Gobierno ayude a funcionarios corruptos con recursos del estado para sus propios intereses #Política Ciudad de México #Enrique Peña Nieto #Corrupción