La respuesta asombrosa que tuvo la ciudadanía en la recolección de firmas para llevar al Senado de la República la iniciativa #Ley3de3, parece no tener el apoyo de los partidos #PRI y PVEM.

El interés ciudadano por castigar los actos deshonestos y de #Corrupción de todos los funcionarios públicos de cualquier partido político, se expresó con la recolección de estas firmas, para que llegara la iniciativa a manos de quienes deben de analizarla y aprobar las propuestas presentadas.

Tan solo el PAN y el PRD han apoyado esta iniciativa ciudadana y critican la posición actual del PRI y de su fiel escudero el PVEM, quienes se han dedicado a bloquear y alargar la discusión de la misma.

A tan solo unos días –el 30 de abril- de que termine el período ordinario de sesiones, el PRI por medio de su coordinador del Grupo Parlamentario en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, se ha dedicado a detener la propuesta argumentando que dicha #Ley3de3, se presta para que haya una “cacería de brujas” por parte de la ciudadanía.

El Sr. Gamboa, viejo político de carrera priista, argumenta sobre el riesgo de que cualquier ciudadano denuncie algún acto de corrupción para obtener una posible comisión del 10% de lo recuperado.

Su experiencia en el manejo del sistema lo hace ser la persona idónea para obstaculizar esta ley, que busca tener un mejor México, más honesto y sin corruptos.

Su amplio conocimiento de como se manejan las cosas en el sistema político mexicano y el grupo mayoritario de diputados, senadores, gobernadores, presidentes municipales y funcionario públicos de diferentes niveles, que posiblemente se han enriquecido a costa del manejo irregular de las finanzas públicas, son su mejor fuente de inspiración para buscar protegerlos y obtener así su pase a los libros de historia como el hombre que evitó una catástrofe financiera y política en el país.

Sin embargo, los ciudadanos de a pie, que vemos todos los días casos de extraño enriquecimiento en los servidores públicos, que en un poco tiempo de funciones, demuestran un incremento en su nivel social y económico mediante la compra de propiedades en los Estados Unidos, vehículos de enorme lujo para toda la familia y viajes internacionales a países exóticos, son tan solo unos ejemplos de lo que le sucede cuando se trabaja en el #Gobierno bajo el cobijo de senadores como el Sr. Gamboa.

El temor no es por la cacería de brujas, sino más bien por la cacería de ratas que pululan en todos los ámbitos nacionales, tan solo basta ver la explosión de la refinería de pajaritos en Coatzacoalcos, La ruta 12 del metro que a cada rato se descompone, las actividades de los verificentros, el otorgamiento de múltiples permisos para destrucción de zonas protegidas ambientales y arqueológicas y tantos otros hechos que tan solo son una muestra del manejo irregular de los recursos que a la larga cobra las facturas como siempre, afectando a las grandes masas de mexicanos que tenemos que padecer estos abusos de autoridad.

El PRI no aprueba, pero tampoco presenta propuestas. Simplemente no dejará que pase, por lo menos no en estos tiempos.

Para los más de 600,000 mexicanos que firmamos en la iniciativa soñando con tener un México más justo, honesto y limpio para todos, vemos con tristeza como el poder absoluto de estos partidos políticos, solo sirve para bloquear las leyes y beneficiar a solo unos cuantos.

El senador perredista Zoé Robledo dijo que al parecer la intención del partido tricolor es generar miedo en la gente. ¿Miedo en la gente?, más que miedo es demostrar el poder que tiene un partido político para bloquear lo que le pueda afectar y aprobar lo que no sirve para maldita la cosa.