Como resultado de los altos niveles de contaminación que se han presentado en los últimos días, debido a las contingencias ambientales en la Ciudad de #México, el Instituto Mexicano del Seguro Social, advirtió mediante un estudio realizado, que las contingencias ambientales pueden llegar a ser factores que provoquen infartos y por ende la muerte de quien los padece.

“Código Infarto”, es la estrategia aplicada por el IMSS para evitar la muerte por infarto al miocardio y se realiza por medio de la atención oportuna que incluye el diagnóstico y tratamiento del paciente que demanda atención médica que llega al área de urgencias presentando los síntomas de un infarto.

“Código Infarto”, ha dado excelentes resultados al evitar el fallecimiento de 200 personas en el último año, ya que éstas fueron atendidas en los primeros 90 minutos de su ingreso a urgencias.

La disminución en tiempos de espera en las salas de urgencias, es lo que ha podido lograr estos magníficos resultados al momento de salvar vidas.

Los factores que pueden llegar a determinar un infarto al miocardio, son los altos niveles de contaminación junto con el estrés, que se suman a las enfermedades crónicas que padecen la mayoría de los mexicanos como son la obesidad, diabetes y la hipertensión arterial.

El informe presentado por los especialistas del IMSS, asegura que tanto el estrés como la contaminación en momentos de contingencia ambiental, pueden llegar a ser el detonante de un ataque cardiaco.

El informe de los resultados del programa “Código Infarto” fue presentado por el doctor Efraín Arizmendi, Director de Hospital de Cardiología del Centro Médico Siglo XXI y La Doctora Gabriela Borrayo, Directora Médica del UMAE del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

El infarto se genera por la obstrucción de una arteria coronaria debido a altos niveles de grasa o algún tipo de coágulo, como consecuencia por la muerte de células del corazón.

Los altos niveles de contaminación de la CDMX, reducen el nivel de oxigeno en la atmósfera, disminuyendo con ello la oxigenación en las células del cuerpo, incluyendo por supuesto las del corazón.

Los usuarios recurrentes a los servicios de salud tanto en consulta como urgencias, siempre se han quejado del maltrato del personal, lentitud, carencia de medicinas y en general de un pésimo servicio, es por ello que si la estrategia “Código Infarto” que se presentó, ha dado esos excelentes resultados evitando el fallecimiento de los pacientes, es una medida digna de aplaudir y reconocer con ello, el trabajo e interés que en bien de la salud pública, han realizado este grupo de especialistas.

Ahora corresponde a las autoridades de la Ciudad de México, hacer su tarea en relación a la disminución de los niveles de contaminación ambientales en bien de la ciudadanía.

Ojala y sea pronto que se tomen las medidas necesarias para evitar al máximo, ser usuarios del “Código Infarto”, el cual aunque sea una excelente estrategia, es del tipo de servicios públicos que uno como ciudadano, no desea tener la necesidad de utilizarlos. #Gobierno