Como parte de la estrategia de PEMEX para surtir el mercado nacional, ha tenido que recurrir a un incremento considerable en la importación de gasolinas.

Gasolina proveniente de países como Estado Unidos, Países Bajos, España, Trinidad y Tobago, India, Antillas Neerlandesas, Bahamas y Francia conforman el 62% de abastecimiento del marcado nacional.

PEMEX importa en este año 2016, 19 mil barriles diarios más que en todo el año 2015, siendo así el momento más crítico de la paraestatal.

Sin embargo, lo más dramático del caso es que la empresa, no ha llevado o ha dejado inconclusas, las pruebas de calidad a dichas gasolinas.

Es decir, que la gasolina que usamos en nuestro país, no ha pasado por ningún proceso de verificación antes de ser vendida en sus expendios despachadores.

De esa forma, es fácilmente pensar que el famoso incremento de los niveles de contaminación que ha sufrido la Ciudad de #México en los últimos meses y que también ha afectado a usuarios de estados vecinos, se debe principalmente a esa falta de revisión en los niveles de calidad de las gasolinas.

La pregunta obligada es: ¿Qué hace PEMEX como empresa productora de petrolero, si no es capaz de solventar de forma mínima las gasolinas de uso interno?

Y lo más preocupante es saber que como país, estamos dependiendo de la capacidad de producción de otros países para poder seguir circulando.

Esperamos que estos países, no se enojen con México, porque andar en bicicleta todavía no es una solución. #Gobierno