Con el resultado del estudio Happy Planet Index, del Foro Económico mundial en donde sitúa a México como el segundo país más feliz del mundo, bien vale reconocer tan prestigiado puesto.

Como no vamos a ser felices si tenemos a los # Lord y # Ladys más importantes del planeta que con su agresividad y prepotencia nos enseñan que “Esto es #México, Guey” –frase celebre que nos enseño la lacra de #LordAudi- y que cualquier pelagatos puede pasar sobre quien quiera, hacer lo que quiera y ofender a la sociedad, si al fin y al cabo nadie les hace nada en un país de alta inmovilidad e ingobernabilidad.

Como no vamos a sonreir, cuando vemos a los gobernantes salientes defender a capa y espada que los millones que tienen no son producto de enriquecimiento ilícito alguno.

Hay que echar la carcajada cuando vemos que Cuauhtemoc Blanco, flamante presidente municipal de Cuernavaca, quiere aumento de sueldo de 80 millones de pesos a su sueldo, siendo que no gobierna.

Y doble carcajada cuando el Líder del CEN del PRI nos dice que ¡“el 99.99% de los priistas son honestos”!

Como no reírnos con las declaraciones incoherentes de Vicente Fox.

Como dejar de sonreir cuando trabajadores de La Costeña, hacen del baño sobre los chiles y nos dicen que no hay problema que esto fue antes del lavado.

Como no esbozar una sonrisa cuando un juez ampara a un ciudadano y ordena a las autoridades de la prestigiosa CDMX, cumplir el derecho al libre tránsito y una vez levantado el plantón, a los 30 minutos se vuelven a instalar.

¡Hay que ser felices y sonreir por donde caminemos!

Creo que aquí, el único amargado soy yo. #Gobierno