“Los Changos de Chapultepec, los Changos de Chapultepec, son buenos, son buenos, nomás para usted”

Así cantaban Viruta y Capulina cuando ir al Zoológico de Chapultepec era divertido y los #Animales vivían en condiciones inmejorables, cuando Yuri le cantaba al Osito Panda y la ex directora del Zoológico, María Elena Hoyo cuidaba tan bien a los animales sin dejar hoyos en su administración. Dicen que todo tiempo pasado fue mejor. En las últimas semanas han muerto más de 7 animales en Zoológicos de la Ciudad de México (CDMX), aunado a la muerte del gorila Bantú, que sería trasladado al Zoológico de Guadalajara para preservar la especie.

Y a un mes de su deceso no se definen las causas mientras la Procuraduría Federal de Protección Ambiental PROFEPA (¿protegerán al ambiente y los animales?) investiga si hubo negligencia médica o error humano en la aplicación de la anestesia. Hasta el momento y hasta que se conozcan las causas de la muerte del animal, han destituido temporalmente a Juan Arturo Rivera Rebolledo, director general de Zoológicos y Vida Silvestre. Y aunque la Profepa ha enviado muestras a los laboratorios del Senasica y al Fish and Wildlife Service en Washington D.C para hacer análisis toxicológicos, parece que andan jugando a armar rompecabezas.  Y con la reciente muerte de una antílope no parece que vaya a haber una explicación o un cierre temporal del Zoológico.

Alejandra Barrales, la ex de Miguel Ángel Mancera, ex sobrecargo, senadora, secretaría de educación en la CDMX, y ahora dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), le preocupa la violencia en su primera visita a Acapulco, donde según sus propias palabras “está demostrado que en los territorios donde hay mayor pobreza hay una relación directa con el crecimiento de la violencia”, seguramente se refiere a lo que hay del otro lado de la Costera Miguel Alemán, y no al problema de inseguridad que existe en el estado y en el puerto, porque según palabras del propio “Chicken Little”  Ricardo Anaya dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), “no debe politizarse ni buscar culpas, pues eso impediría resolver el problema generado por el crimen organizado” que si está organizado, mientras que el gobierno al parecer no lo está.

Porque si hay ejecución de militantes del PRD como el caso del alcalde de Pungarabato, en el municipio de Zumpango disparan 123 veces en ataque a una discoteca y mueren 5 jóvenes, le incendian su camioneta a la alcaldesa de Apango, abandonan los cuerpos de dos hombres atados de pies y manos en carretera a Chilapa, asesinan a 1 turista y encuentran a un agente de tránsito acribillado en su patrulla en Zihuatanejo, aparecen un torso y después un brazo, humanos, no del gorila Bantú, en una playa en Acapulco, el que la dirigente del Sol Azteca haga “turismo político” es lo menos que debería preocuparle al gobernador …

Porque en #Guerreroel gobernador Héctor Astudillo Flores, ha declarado en reiteradas ocasiones como decía Clavillazo: “La cosa es calmaaada”. Para él, todo son simples hechos aislados y pleitos entre criminales, además el puerto de Acapulco es seguro ya que los ejecutados no son turistas ni famosos. Durante la conferencia llamada “Era Familiar” dijo que:  “Hablar de que en Guerrero no va a haber personas fallecidas como fallecen de homicidios dolosos que no va a haber ninguno, sería, si les digo que no va a haber eso, no me lo van a creer”. Al más puro estilo de Cantinflas respondió a estas cuestiones. “Ahí está el detalle, chato”.

Por eso hagan caso al diputado local también del Partido Revolucionario institucional (PRI), Cuauhtémoc Salgado Romero, que pide a la gente no salir de sus casas de noche y cuidarse de “andar en buenas horas”, como él mismo lo practica, viajando en vehículo blindado, como cualquier ciudadano que puede comprarse el suyo. Pero los del PRD salieron a exigirle respeto a Astudillo por las declaraciones de su dirigente. 

No cabe duda: lo de hoy en México son los gorilas.

#Política