En el sexenio pasado del gobernador Pepe Calzada, se manejaba en #Querétaro una publicidad que decía: “Afortunado, Vives en Querétaro”.

Hay que reconocer que quienes tuvimos la oportunidad de conocer a ese Querétaro tranquilo, seguro y decente, lo disfrutamos a plenitud en su momento.

Ese Querétaro en donde la gente te saludaba en la calle, en donde se le daba el paso al peatón y la preferencia a los vehículos utilizando el Uno a Uno en los cruces de las calles, en donde no había basura tirada en las banquetas, en donde podías caminar de noche sin temor a ser asaltado, en donde podías dejar las ventanas de tu auto abajo y nadie le hacía nada, en donde hasta los mismos choferes de camiones te dejaban pasar, ese Querétaro ya se perdió.

En la creación de un Querétaro en desarrollo, en donde el espejismo de fuentes de empleo y la seguridad para vivir atrajo a miles de familias a radicar, trajo como consecuencia una gran migración de personas que han llegado sin el ánimo de respetar las leyes y buenas costumbres de la comunidad.

Hoy en Querétaro existe inseguridad, cristalazos a vehículos en el centro, grafiti en las paredes que antes estaban bien pintadas, asaltos a casa habitación, robo de vehículos, narcomenudeo, secuestros, inseguridad en la noche, empleo mal pagado y ahora auméntele basura tirada en la calle.

¿Por qué somos una sociedad que le gusta vivir mal?¿Porque las personas que han llegado a radicar, no respetan y a cambio destruyen y lastiman?

Pena ajena da reconocer que ese Querétaro del buen vivir, ya quedó en el olvido. #Gobierno