El verano está en su etapa final y la actual administración está en su tercer cuarto. Esto nos debiera ubicar en un lapso cálido y lluvioso, acompañado del pleno lanzamiento de los proyectos que en la campaña del 2012 presentara el actual ejecutivo.

Pues bien, la naturaleza está cumpliendo sus compromisos, sin embargo, la política en #México muestra una cara diferente:  un gabinete débil en varios de sus Ministerios, tibio en otros y fallido en la parte neurálgica: Economía + Gobernación + Hacienda + Comunicaciones. Y si sumamos las paraestatales que sufren los embates internos y externos, como Pemex y CFE + Banco de México y sus catarritos; podemos poner en blanco y negro que el clima institucional ha fallado al meteorológico burocrático.

Para calmar las cosas, la (nepo) Secretaria General del PRI, prima del mandatario de nuestra nación, ha lanzado una amenaza de dimensiones devastadoras para la democracia y la libertad de expresión. Y es que la maquinaria electoral que puso en la silla a Peña Nieto, fue, a vista de todos, tramposa. Por ello no tiene muchos seguidores, excepto los beneficiados directos de sus decisiones, en la mayoría derivados de contratos que se logran a través de engaños a los procedimientos de licitaciones. También hay gloria para ciertos periodistas y publicistas, sindicatos y funcionarios, e incluso para empresas extranjeras con contratos a modo.

La gran desventaja que tenemos los ciudadanos mexicanos con la posible entrada de represión de parte de la maquinaria política del PRI, es que si quisiéramos defendernos con posibilidades de lograr la aplicación de la ley, tendríamos que acudir a instancias internacionales, ya que el actual sistema judicial está tomado por los mismos que legislan e imponen al ejecutivo. La sensación es de que no tenemos tres poderes autónomos, sino uno solo con 3 ventanillas. Y las tres ventanillas ignoran la Constitución, que sería la única herramienta útil e imparcial si se aplicara de manera correcta.

Los líderes políticos en el gobierno, dan el mensaje de poder desfalcar, golpear, matar, cometer fraude; y que la sociedad permanezca sumisa; pero si por error hubiera protesta, entonces son víctimas de una sociedad irracional y violenta

En realidad, no estoy hablando de un sistema que solo defienda a sus políticos, sino a sus contactos en la iniciativa privada (proveedores de recursos lícitos e ilícitos).

Y hay ejemplos que hay que tratar en breve, si queremos equilibrar las cosas. Hay ejemplos como el Oxifuel, que aunque no resuelve al 100% la necesidad de los usuarios, pero que vale la pena impulsar y comenzar a utilizar.

O como el Biocombustible que fuera un activo en la campaña de Calderón y que jamás apoyó, y en su lugar, impulsó los negocios de sus amigos Muriño y otros involucrados en el petróleo.

En realidad, la cantidad de proyectos que no avanzan porque no "se mochan" equivalen al retraso. Juan Villoro habla de un método sentimental que utilizan las organizaciones deportivas para darse vuelo con recursos en nombre de "La Salud, la Cultura y el Deporte", mientras menciona también el gran crecimiento de la delegación deportiva española y sus logros a partir de la democracia en aquel país.

Ya casi llegamos nosotros a la democracia, incluso vimos en el 2000 un ensayo bastante cercano. En realidad, a la cúpula le convenía Fox, pero todo su mandato y el de Calderón, fueron permanentemente saboteados en el Congreso por el PRI. Entonces, funcionó la propaganda electoral y la supuesta transición, pero jamás hubo independencia política y no la habrá mientras el órgano electoral se encuentre comandado por fuerzas políticas y no civiles. #MexicoMejor #NuevoPRI