La gran cantidad de errores en política, decisiones importantes y de imagen pública que padece actualmente el Presidente Peña Nieto, da motivos suficientes para preguntarnos ¿Quién asesora a la Presidencia de la República?

De todos es bien sabido que tanto los diputados, senadores, secretarios de estado y el propio Presidente de la República, generan a la Nación, un muy alto gasto mensual en asesores que ellos denominan indispensables.

Es por ello que surge la duda, de saber que “genios” de la política están detrás del Presidente.

La invitación de Peña Nieto a los candidatos a la Presidencia de los Estados Unidos, Hilary Clinton y Donald Trump a Los Pinos, ha sido el último de los errores y posiblemente el peor de todos los que ha tenido la presidencia de la República.

Aunque se reconoce que por diplomacia era adecuado un acercamiento con ambos, en política los tiempos y los modos son lo que determinan si las acciones tomadas fueron correctas o pésimamente mal planeadas como es el caso de la visita del Sr. Trump.

Empezando porque se le recibió como Jefe de Estado, trayéndolo en el helicóptero oficial del gobierno y recibiéndolo con alfombra roja.

¿Acaso Peña Nieto no sabía que Donald Trump, ha ofendido a todos lo mexicanos diciéndonos narcotraficantes, violadores y rateros en pocas palabras, pinches mugrosos?

¿Sus asesores se habrán ido con la finta con el nombre de Donald y creyeron que era el Pato Donald?

Quien haya sido el que dio la magnífica idea de invitar a nuestra casa, al peor enemigo que ha tenido #México en sus últimos tiempos, es una persona que no se le puede llamar asesor y sí en todo caso se le puede llamar inculto y mediocre.

El asesor que le escribió a Peña Nieto el discurso ¿Desconocía las ofensas de Trump?

¿Porqué le faltaron pantalones para reclamarle a Trump, en su propia cara, sobre su discurso racista y las ofensas que ha escupido a nuestro país, ya que lo teníamos colocado como se dice “de a pechito”?

Cuando en los tiempos de Vicente Fox, como presidente de México se le ocurrió decir “que lo mexicanos hacen los trabajos que ni lo negros quieren”, el propio activista por los derechos civiles en Estados Unidos Jesse Jackson, vino expresamente para exigir una disculpa a Fox.

De la misma forma que hoy sucedió con Trump, el entonces presidente Fox –otra pésima experiencia para México- solo agachó la cabeza y se quedo callado.

¿Hasta cuando vamos a seguir permitiendo que cualquier prepotente pisotee el nombre de México y la dignidad de los mexicanos?

Para acabarla de amolar, por medio de su dichoso Twitter, Peña Nieto le dice a Trump 24 horas después: “Repito lo que le dije personalmente, Sr. Trump: México jamás pagaría por un muro”

¿Por qué ese afan de querer solucionar todos los errores por medio de un simple Tuit?

En la mayoría de las ocasiones, estos asesores confunden el uso de las redes sociales.

En lo personal, lo he mencionado reiteradamente; un anuncio oficial no se pude dar por medio de un Twitter.

El Presidente tiene los medios a su disposición para anunciar en cadena nacional cuando quiera y el tiempo que quiera, cualquier anuncio importante para la Nación.

Desafortunadamente últimamente no hay nada bueno que decir. #Enrique Peña Nieto