Tenemos muy presente la campaña presidencial de la nación más poderosa del mundo. Desde México no se puede decir que esto sea una fantasía, pues aún que desconozcamos los procesos democráticos de cualquier otro país, apostamos a que a buena parte del mundo esta al corriente de estas candidaturas.

A todos nos afecta temporalmente. Estados Unidos supone al imperio y ha sido el respaldo militar de un sueño americano que ha resultado ser sino una versión perfectible del pensamiento antiguo en su tendencia hacia lo filosófico. Ellos son los grandes maestros de la simulación, juez y parte en la tecnología de la comunicación.

Apenas hace 10 años nos hemos separado de la televisión formal, como cuando en su época pasó por el mismo proceso la radio, y mas atrás el periódico. Todo esta concatenado y ha sido gracias a que aspiramos a un mundo regido por los ideales con los mismos principios universales del Capitán America.

Por otro lado tenemos la cruda realidad parcialmente mediatizada. Vivimos la sobrepoblación y la escasez, si bien Norte América aparece como una blanca oveja a la hora de justificar la guerra. De una parte la máquina del entretenimiento y la súper carrera informática, del otro un monstruo de millones de cabezas que pone a nuestra atención el peligro al confrontar a la humanidad y no solo a USA.

El primer mandatario en la Casa Blanca marcará nuestra memoria aunque no se difunda el modo como operarán las elecciones en la era digital. Tampoco parece importante que nos enteremos de las personas de sus confianzas quienes ocuparan los puestos claves, los asesores... o si bien si nada más se vale a cambiar a la abeja reina y se respetaría entonces la administración de Obama.

Cada 4 años nos hacen sentir el gran suspenso nuestra super potencia, pues se opone en cada ciclo una lucha de intereses cuyo fin es preservar un estilo de vida. Los problemas que se discuten suelen ser los mismos en cada nación moderna, pero nos da ansiedad saber si en 2016 ganaría el representante de la parte burda en el imperialismo, lo cual indicaría que mas del 50 % de los gringos representa la ignorancia, el abuso, el sexismo, el show... osea imposición de sus mentiras.

Nos las ponen facilita. Póngale usted en su teléfono inteligente la noticia del debate, o saque el video con alguno de los programas de lo que ahora se conoce como app. Todo a la mano. Parece un truco de genios más grandes detrás de ambos títeres que para colmo están de acuerdo en 90% de las decisiones que quieren tomar. 

¿A qué título en esta #democracia la esposa de un presidente vuelve como presidente a vivir en la Casa Blanca? ¿Porqué es preferible la 1era mujer en dirigir USA a lo que supondría Trump, uno de los peores fiascos en el modo a la hora de gobernar un ente distinto de una empresa. Por un lado el poder del macho y su clan, en el caso contrario la postura abierta LGTB friendly.

Agradecemos el acto circense ante los medios masivos y las redes sociales. Todo les salió ok. Mientras la ex senadora no explote o no le de un paro cardiaco, ella puede sostener que el otro personaje es un tipo de Guasón que se ha metido de modo oportunista a la carrera. Gane o pierda es un gran negocio la política.

Se ha dicho muchas veces que el payasito representando el negocio y la grandeza a partir de la explotación del crecimiento económico, ha cruzado la frontera entre lo legal y lo que es " la plática de casillero". Se recomienda visitar la página del Hillary Clinton para quien quiera unirse a su campaña.  #cultura internacional #elecciones en Estados Unidos