Se acerca la contienda por la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica y nunca habiamos sido testigos de una campaña tan llena de declaraciones y actitudes tan negativas, racistas y populistas.

Con el firme propósito de ganar la presidencia del país mas poderoso del mundo, el candidato republicano Donald Trump ha descargado un discurso tan despectivo y agresivo, que ya no vale la pena seguirlo comentando o darle mayor publicidad.

Lo que si es de llamar la atención, es que el mensaje publicitario del famoso muro que intenta construir en la frontera con México, se ha vuelto tan pésima campaña de marketing, que bien podriamos decir ahora que se ha convertido en El Muro de los Lamentos.

Esta denominacion, no tiene nada que ver con el famoso lugar sagrado del judaísmo  ubicado en Jerusalén.

El llamarlo de esta forma, mas bien obedece a los lamentos que hemos visto en los ultimos dias.

Tantos los seguidores del Sr. Trump, como su equipo de campaña y hasta los mismos militantes del Partido Republicano han lamentado el contar con un candidato como él y muchos más ciudadanos, han tenido que lamentar el hecho de tener que mantener una idea racista que a estas alturas de las elecciones, mas que parecer un arma para ganar la guerra, se ha convertido en la pala que cavara su propia tumba.

Tan pésima idea se ha convertido el famoso muro, que el propio discurso del candidato ha cambiado de tono, tratando nuevamente de engañar al pueblo muy al estilo populista.

La propuesta original era que México  pagaría por la construcción del muro, ahora a unos dias antes de las elecciones el discurso cambia de tónica diciendo que Estados Unidos construirá  el muro y que Mexico le reembolsaría a este país, el gasto realizado.

Entendiéndolo de otra manera y como decia mi abuela es "la misma gata pero revolcada" 

El Sr. Trump que tanto repela y ofende a los mexicanos, esta uitlizando las mismas técnicas de uno de nuestros famosos personajes de la #Política nacional.

El decir que hay un complot en su contra, que hay fraude en las elecciones planeado a favor de Hilary Clinton y que no respetará tanto a las instituciones como los resultados en caso de perder, son argumentos que se ha plagiado o mejor dicho "pirateado" de uno de nuestros candidatos populistas que al igual que él, manipula a la gente aprovechandose de su pobreza e ignorancia.

Lo último que nos falta por ver es que el Sr. Trump, diga que va a cerrar con casas de campaña alguna de las famosas avenidas como la Pennsylvania, que convergen cerca de la Casa Blanca en Washington, D. C.

Obviamente ahi no lo permiten, en ese país exite ley y gobernabilidad, pero sería bueno ver que lo intentara para que de este lado del Río Bravo, aprenda nuestro gobierno a como manejar este tipo de situaciones.

Cada día que pasa, el discurso del muro se ahoga lentamente, llevándose  consigo las palabras sin sentido de un candidato que ha demostrado poco respeto a México, a su gente y principalmente a su propio país .

Faltan pocos días para las elecciones, esperemos el resultado y veamos que nos depara el destino. #Donald Trump