Durante la inauguración del foro “Impulsando a #México” organizado por el periódico El Financiero, que se llevó a cabo el pasado miércoles, el presidente de México Enrique Peña Nieto tuvo a bien decir: “Nadie despierta, un Presidente no creo que se levante, ni creo que se haya levantado pensando, y perdón que lo diga, (en) cómo joder a México. Siempre han pensado en cómo hacer las cosas bien para México”

Dicha frase fue expresada por el mandatario, en un acto de tratar de parecer directo, franco, honesto, arrepentido y principalmente con el deseo de defenderse ante las críticas que recibe todos los días sobre su bastante deteriorada imagen pública y gestión de gobierno.

Sin embargo y como dijera mi abuelita “Salió peor el remedio que la enfermedad”

Efectivamente señor presidente, los mexicanos dudamos o mejor dicho no podemos creer que se despierte usted y todos los secretarios de estado, diputados, senadores, gobernadores, presidente municipales y demás funcionarios públicos, pensando en como joder a México pero… “Ah que bien les sale”.

Quiero apoyar la idea e imaginar, que ningún mexicano se levanta con ese pensamiento pero desafortunadamente: ¡Qué bien nos sale a todos!

Joder a México es un acto individual e instintivo, tal como lo hacen los animales salvajes y brutos.

Al momento de tomar decisiones controvertidas que benefician a unos cuantos y afectan a la gran mayoría eso; es joder.

El recortar presupuesto a las universidades públicas, las cuales han expresado su preocupación ante un cierre de instalaciones debido a la falta de dinero; el quitar recursos al sector salud en donde toda la gente que usa esos servicios, lo hace por verdadera necesidad ya que el trato es denigrante y ofensivo en las salas de consultas; a eso se le llama joder.

El encubrir y dar permiso para huir a todos los ex-gobernadores que han vaciado las arcas de sus Estados, llevándose consigo cantidades exageradas de dinero con las cuales se pudiera mejorar la vida económica del país; a eso se le dice joder.

El permitir el incremento de la delincuencia, los secuestros, extorsiones, robos, asaltos, los actos de corrupción en las licitaciones de gobierno, las desapariciones de mujeres y jóvenes, el pobre crecimiento económico del dos por ciento, el precio altísimo de las gasolinas, el solapar el enriquecimiento ilícito de líderes sindicales y tantos otros males que nos aquejan como país; eso de veras, ya son ganas de joder.

El mexicano de a pie que tira basura en la calle, el que se estaciona en los lugares para personas con capacidades diferentes, el macho que golpea a sus mujeres, el idiota que viola niños encubriéndose con una sotana, el enfermo mental que teniendo un auto de lujo se baja y golpea al transeúnte que se atreve a decirle de alguna falta que está haciendo, el policía que detiene a jóvenes tan solo para robarles, los maestros que hacen paros eternos, los carteristas de los restaurantes, los que manosean mujeres en el metro, esos y muchos más mexicanos se despiertan todo los días, para joder a México. #EPN