El estado de Veracruz se ha convertido en los últimos años, en un lugar en donde las desapariciones de personas se han vuelto cosa común.

Muchas mujeres jóvenes desaparecen fácilmente, algunas no regresan y aquellas que son localizadas, tristemente es en restos tirados en algún paraje del estado.

Los jóvenes que salen a divertirse de noche, corren el riesgo de ser detenidos por las misma policía municipal y ser desaparecidos de forma instantánea.

Los periodistas han sido intimidados en su trabajo de investigación, con el ejemplo de otros que han sido callados para siempre.

Veracruz se hunde en un alto grado de violencia, impunidad, secuestro, extorsión y desapariciones.

Todos los días las redes sociales sirven para informar y pedir ayuda para la localización de algún familiar o conocido.

Mientras todo esto pasa, las autoridades se limitan a observar y permitir que siga creciendo este monstruo de cientos de cabezas, que ha dejado en la tristeza y en el olvido a miles de familias, padres, hermanos e hijos que por el simple hecho de visitar o vivir en el Estado, tienen que vivir con la duda eterna de saber en donde quedó su familiar.

¡Levántate Veracruz! no pierdas la fe en poder volver a caminar con tranquilidad por tu bello malecón. #México #Política