Esclavos de nuestra época, sería imposible remontar a 1950 para decir cómo se plantearon las instituciones después del susto de las Guerras Mundiales. De cierto que el sueño americano siempre se alió con el espíritu de los valores contenidos en la carta de los derechos humanos y por ello celebramos posterior al combate, el idealismo europeo consolidado en la ONU. Aquí se han firmado las alianzas que definen desde entonces los intereses de todos.

Han sido décadas de buenaventura, pues con sus cascos se humanizaron las guerras y su observancia nos permite basarnos en la diplomacia para forzar el brazo del tirano. El progreso en esta filosofía no se resuelve, aún por encima de los ideales, nos aquejan los problemas acerca de los derechos del medio ambiente. Valga decir que para cualquier Patria llevar este mensaje requiere una formidable inversión, no sólo buenas palabras y monos en la luna. 

Los estatutos del "cómo debemos" comportarnos no se salen del sentido común y no obstante vivimos en la postmodernidad, una deformación de los principios. Para mitigar este impacto la ONU debió extenderse a cada país integrado para poner una oficina de información. Es el caso de México, donde la organización se ha enraizado y florecido en varios despachos como la FAO, UNICEF, CEPAL y UNESCO.

Se han creado miles de contratos ideales así, ofreciendo algo que se va volviendo sólo una ilusión para millones de contemporáneos; es decir las prestaciones, de entre las cuales se subraya el derecho o la obligación de retirarse pasados 30 años laborales e inclusive la igualdad de paga y el ascenso en la administración internacional.

El #24 de octubre la Asociación de pensionados de la ONU en México (AFPNU) se reunió con el Coordinador Residente y el Oficial a Cargo de la Sección de Administración de CEPAL para hacer los honores al pequeño espacio o plaza que se les asignó en el Parque de las Américas entre Dr. Vértiz y la Diagonal San Antonio. Ahí se puso una ofrenda floral evocando más de medio siglo de trabajo.

Recordaron como en 1996 durante el mandato de Butros Ghali se colocó una placa de bronce con la finalidad de hacer presente el #día de la onu, también el compromiso de la comunidad mexicana que restauró en 2012 la misma con Marcelo Ebrard. El acto siguió hacia el Foro de Joaquín Pardavé ahí mismo. Como es tradicional, los pensionados nutren la fraternidad formando relaciones que no se agotan el tiempo. Cada ex empleado tiene una familia alternativa cuyo refrendo descansa en la actividad de muchos quienes aún van a jubilarse con los mismos fueros.

Para cerrar el encuentro varios colegas recibieron su reconocimiento por tener 15, 20, 25, 30 y más de 30 años recogiendo su cheque en dólares. Además son usuarios de un ventajoso seguro médico. La comitiva estaba contenta y no se habló de cosas densas fuera de nuestro alcance.

Arranca el ciclo del nuevo secretario general, un portugués de nombre Antonio Gutierres. Recibimos su mensaje en cuanto a la preocupación por cumplir los acuerdos de París y reducir nuestras emisiones de carbono para prevenir los efectos devastadores de las millones de víctimas del cambio climático.

Son 17 puntos clave que debemos cumplir para acercarnos a un desarrollo sustentable en 2030. Siempre a favor de los grupos vulnerables, además de alinearse con el cambio tecnológico y la consecuente extinción de la energía fósil. La ONU se solidarizará con la pugna de la mujer, el migrante y supone los derechos humanos como un bien universal.   #Crónica Ciudad de México