#Enrique Peña Nieto tienen que conseguir quién lo asesore. El presidente mexicano tiene un problema con la selección de las personas a las que invitar, alabar, recordar con afecto. Pasó con el candidato republicano Donald Trump, que sí, es cierto, ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Pero la invitación a visitar #México, con tantos abrazos y sonrisas y canciones, le valió al presidente una caída colosal en las encuestas. Y eso que no tenía muchos puntos para gastar.

Ahora Peña Nieto decidió a alabar el legado del ex presidente y líder de la revolución cubana, Fidel Castro. “Fidel Castro quiso mucho a México”, escribió en Twitter el presidente mexicano. Será orador en los funerales. Eventos a los que muchos mandatarios decidieron no partecipar.

El jefe de Estado mexicano dijo que seguirá acompañando a los cubanos, como siempre lo han hecho. Sin embargo, no hizo alusión a los derechos humanos y de libertad de expresión que continúan siendo violados por el régimen de los Castro. Alguien, por favor, que asesore a Peña Nieto.