El cargo que ocupará Raúl Cervantes Andrade es uno de los más delicados en México en este momento. El suyo no será un trabajo fácil. Tendrá que resolver (o al menos intentarlo) una serie de casos que tocan directamente a la opinión pública y tienen resonancia internacional.El primero de ellos es el dossier de #Corrupción en contra de los ex gobernadores Javier Duarte de Ochoa del estado Veracruz) y Guillermo Padrés Elías del estado Sonora. Mientras la caja de Estado contínua a perder fondos, los mexicanos exigen conocer a los responsables del despilfarro de dinero. Otro caso particularmente sensible es la investigación sobre la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa en Iguala. Este caso genera muchas críticas porque en más de dos años no ha descubierto ninguna pista. ¿Qué ocurrió con los jóvenes, quiénes son los culpables y cómo se tiene la certeza de que no volverá a ocurrir? Todas estas son preguntas a las que Cervantes Andrade tendrá que dar respuestas. Los familiares de los desaparecidos no desfallecen en la búsqueda de la verdad. #Enrique Peña Nieto