En estos días hemos sido testigos de múltiples actividades y hechos que la clase política de nuestro país ha estado realizando, los cuales han generado un gran malestar y enojo de toda la sociedad que observa como sus intereses se ven afectados.

Uno de los temas más polémicos que surgió en esta semana es el llamado “Bono Navideño” que se auto-otorgaron los 500 #Diputados de la Cámara de Diputados

Este bono que alcanza la cifra de 150 mil pesos, junto con sus sueldos y prestaciones hacen una suma de casi medio millón de pesos de aguinaldo para cada uno de ellos.

Excelente prestación para alguien que trabaja muy de vez en cuando.

Anuncios
Anuncios

El mayor descaro y burla es el hecho de lo que ellos opinan y nos dicen a la sociedad.

Algunos argumentaron que este bono es parte de las prestaciones que se tienen establecidas, otros dicen que no es para ellos sino para sus asesores y otros tantos dicen que no es un bono navideño, sino que es una subvención extraordinaria -término que solamente ellos sabrán que querrá decir-.

Llámese como se llame, el hecho es que esta clase de prestaciones son una ofensa para el pueblo de México.

Estamos de acuerdo de que quien trabaje durante todo un año, tiene el derecho de reclamar un aguinaldo como lo dicta la ley.

Pero de eso a que ellos mismos se otorguen un incremento adicional a lo que ya ganan -y bastante bien por cierto-, es una grosería o mejor dicho un robo en despoblado.

En este país cada día es mayor el descaro del manejo de los recursos públicos en beneficio tanto de los legisladores como de los partidos políticos a los que pertenecen.

Anuncios

Para nadie es un secreto que entre ellos mismos se ocultan y encubren sus fechorías, sin embargo, el manejo de la información es hoy en día tan rápida y efectiva que al instante, podemos conocer lo que hacen y dicen.

No es justo que mientras se recortan presupuestos a los servicios de salud, y universidades públicas de toda la república entre otros ajustes, ellos los legisladores se sirvan en charola de plata los recursos federales.

Desde que se dio la información del bono a nivel público y la sociedad expreso su malestar, todos los partidos políticos y sus diputados, se mantuvieron callados sin decir ni una sola palabra.

Casualmente un día antes de que culmine el período ordinario de sesiones y se vaya todo mundo de vacaciones decembrinas, el Comité de Administración de la Cámara de Diputados, aprobó la entrega de este famoso bono navideño.

Con el tiempo justo para que ya nadie pueda protestar o regresarlo.

Se dice que algunas bancadas han renunciado al bono y otros tienen la libertad de elegir silo toman o lo dejan.

Anuncios

Desafortunadamente como la Auditoría Superior de la Federación ha dicho que este bono es opaco y su manejo es discrecional, en otra palabras nadie tiene la obligación de informar sobre su uso

Como dicen en mi pueblo “Calladito y Cooperando”, es decir que aunque la población gritemos y nos enojemos, los diputados ya se fueron a comprar su pavo y regalos para la familia y amigos, con una cartera de casi medio millón. #Corrupción