Sucedió en la Ciudad de Querétaro, el jueves 5 de enero, día previo a la llegada de los Reyes Magos.

Todo empezó con rumores.

Algunos dicen que hubo un asalto, otros dicen que fue una pelea entre tianguistas por colocar el puesto, otros dicen que avisaron que iban a empezar a saquear las tiendas -que decentes por cierto- y otros dicen que fue la misma policía la que advirtió del inminente saqueo que iban a realizar grupos de saqueadores oficiales.

Lo cierto es que como decía la bruja maldita “Nadie sabe, nadie supo” afortunadamente nunca hubo saqueos ni hechos que lamentar.

Sin embargo lo que sí es triste y preocupante es que existan personas pagadas para genera el caos y el miedo en la población.

Anuncios
Anuncios

Vía Facebook, whatsapp y medios locales de dudosa procedencia, se dedicaron a generar el pánico y el miedo en los comercios, quienes prefirieron bajar sus cortinas antes de enfrentarse a una situación desagradable.

El pánico y el caos logró su objetivo, espantar a la población inculcándoles el miedo.

Afortunadamente los Reyes Magos no se espantaron y siguieron con su andar para obtener de los niños una sonrisa, antes de que crezcan y se enfrenten a este México de oportunistas. #Gasolinazo #Enrique Peña Nieto