Ni duda cabe que #México es tan grande, que acepta entre sus legisladores a personas corrientes y prepotentes.

Una vez más se confirma que cuando una persona tiene dinero, poder, lujos y fama, si no se tiene un mínimo de educación y cultura, todo ello de nada le sirve.

Es decir “La mona aunque se vista de seda, mona se queda”

#Carmen Salinas cada vez que hace una declaración, nos sorprende con su lenguaje tan florido y colorido que más que darnos risa, nos llena de coraje y vergüenza ajena.

Nos hubiéramos dado cuenta como era desde que bailó con Alfonso Arau, en la película “Calzonzin Inspector”, en donde una mujer recatada y seriecita que ella interpretó, con unos tragos se alborota y saca el cobre del que está hecha.

Anuncios
Anuncios

Múltiples declaraciones ha dicho, todas ellas de pésimo gusto encubiertas bajo el cobijo de los colores de su partido el PRI, que la defiende y le permite toda clase de vejaciones a la sociedad.

Lo sorprendente del caso es que como buena política, ahora niega que se expreso de forma despectiva en torno al problema del gasolinazo diciendo; “el que tenga coche, que lo mantenga”

Por supuesto señora, si usted no paga ni la gasolina y gana en un mes lo que 60 millones ganamos en un año, no se puede esperar un comentario inteligente de su parte.