Continúa la rivalidad entre China y Estados Unidos. El último episodio tiene como protagonista al Ministerio de Relaciones Exteriores chino. Hace una semana, el portavoz del ministro, Lu Kang, declaró que se espera que la nueva administración norteamericana de Donald Trump “trabaje con China a favor de un desarrollo positivo de las relaciones y los beneficios para ambos países en el mundo entero”. Y es que los chinos podrían terminar sin iPhone y sin autos de marcas estadounidenses si el presidente electo Trump toma la decisión de comenzar una guerra comercial en contra de Pekín. La noticia fue publicada por el diario gubernamental chino Global Times.

Anuncios
Anuncios

El presidente de China, Xi Jinping, llamó a Trump para insistirle sobre la necesidad de una “cooperación, como justa decisión, para el futuro de China y de Estados Unidos”.

A pesar de la competencia comercial entre ambos países, el coloso asiático no buscará conquistar el territorio mexicano con nuevas inversiones. Al menos no mientras Enrique Peña Nieto continúe en la presidencia. China se encuentra muy desilusionada desde que en el 2014 el gobierno mexicano canceló un proyecto para la construcción de un tren de alta velocidad asignado a China Railway Construction. El tren habría tenido que conectar a la Ciudad de #México con Querétaro, y la inversión se estimaba en 3,700 millones de dólares. La misma suerte tuvo el proyecto inmobiliario de Dragon Mart en Cancún, Quintana Roo.

Anuncios

#Enrique Peña Nieto #Donald Trump