¿Por qué somos los más vulnerables?

Cuando las sociedades entran en crisis no hay lugar a dudas que uno de los sectores de la población que se muestra más vulnerable ante las carencias son los jóvenes, principalmente porque adolecemos de algunas aptitudes que son propias de los adultos (la mayoría de ellos), entre ellas se encuentran por ejemplo la autosuficiencia económica o la experiencia laboral. Como resultado de ello, lo que es natural en épocas de suministros deficientes, las sociedades concentran sus esfuerzos en mantener y proteger el sector de la población que le sea más útil, más productivo.

Ahora bien, ¿cuál debe ser la reacción de conservación por parte del sector juvenil?, a mi juicio la primera reacción debe ser la de instruirnos de manera intensiva y acelerada, porque contra el poder de la sabiduría no hay fuerza económica o bélica que pueda vencer.

Anuncios
Anuncios

Sólo una #juventud bien adiestrada puede tomar las riendas de la economía y la política nacional y conducir a nuestra nación hacia el desarrollo integral y el progreso sostenido.

Vanguardismo Juvenil

El liderazgo se define de forma general como la capacidad que posee un individuo de influir en el comportamiento de otro, ahora bien, esas actitudes no siempre están desarrolladas a plenitud en esta etapa de la vida (juventud), generalmente esto está asociado a la carencia de experiencia, pero en contraposición a esto los jóvenes poseemos mayor vitalidad, entusiasmo y optimismo ante los escenarios que se nos puedan presentar, lo que nos asegura una posición vanguardista en la concepción de nuevas formas de interpretar y abordar las situaciones económicas, sociales y políticas que son cambiantes por esencia.

Anuncios

La sociedad de lo posible

La juventud es la verdadera protagonista de éxodo de la Venezuela actual, son por excelencia los jóvenes los exiliados, los desterrados, los que se arriesgan a buscar en otra parte lo que no pudieron forjar en la tierra que los vio nacer. De ahí mi gran crítica a nuestros líderes nacionales, no han sabido motivar a esa fuerza inexperta y descontrolada de jóvenes a encontrar un motivo por el cual seguir luchando en su país. La desesperanza es la anfitriona de este proceso de recesión económica, degradación social y desinterés político.

Lejos de interpretar una posición ambigua o radical, el modesto mensaje que me gustaría dejar es que en #Venezuela todavía hay futuro, aún existen razones para quedarse y luchar por la tierra que nos regaló tanto. Esta generación que se está formando bajo la peor #Crisis de nuestra historia republicana tiene el lápiz en la mano y puede dibujarse de la forma que mejor lo desee, podemos ser grandes líderes políticos o los mejores médicos del mundo, podemos ser extraordinarios deportistas o los economistas más ilustres, solo tenemos que mantener la esperanza y luchar con constancia por un futuro mejor.

Anuncios

Ya para terminar, es bueno aclarar que no solo se trata de luchar contra un modelo de dirección nacional, de lo que se trata es de ser eternos inconformes y soñadores perpetuos, en lo personal me gusta definir la esencia de nosotros los jóvenes como “Aprendices del ayer, opositores del ahora y pintores del mañana”.