Cuando todavía estaba en campaña electoral, y muy pocos creían que tenía posibilidades de ganar las elecciones presidenciales en Estados Unidos, #Donald Trump fue recibido con los brazos abiertos por el presidente de #México, #Enrique Peña Nieto. No tardaron en llegar las críticas y polémicas en contra del mandatario mexicano por la decisión de recibir al candidato republicano que tantas veces había insultado y denigrado al pueblo y la cultura de México.

Sin embargo, la iniciativa hoy quizás pueda dar sus primeros frutos. Entre las prioridades del inquilino de la Casa Blanca figura un encuentro con Peña Nieto. Si se tratará de una reunión conciliadora o llena de tensiones lo podrá decir sólo el tiempo.

Anuncios
Anuncios

Los principios de las nuevas negociaciones

Peña Nieto se está preparando para la reunión con el magnate norteamericano. Comunicó los cinco principios que regirán la nueva fase de negociaciones con Estados Unidos y que guiarán la nueva negociación con EE.UU: soberanía, respeto del Estado de derecho mexicano, visión constructiva y propositiva, integración de los países de América del Norte y negociación integral.

Coordinación y colaboración

“Abordaremos todos los temas, desde el comercio, la migración y seguridad, hasta el tema del narcotráfico y el terrorismo. Lo importante es que se haga de manera conjunta y coordinada. Especialmente el caso de las posibles deportaciones de mexicanos residentes ilegalmente en Estados Unidos”. Con estas palabras, pronunciadas desde la casa presidencial en Los Pinos, el presidente Peña Nieto trató de tranquilizar a los mexicanos.

Anuncios

Temas pendientes

Otro tema del que hablarán ambos presidentes es la posible re-negociación del Tratado de Tratado de Libre Comercio en Norteamérica (NAFTA). Trump quiere convencer a los inversionistas estadounidenses para que regresen y así se pueda fortalecer la economía. El caso de Ford, que canceló los proyectos de producción en México, es el más reciente. Los acuerdos comerciales y económicos, válidos por ahora, entre México y Estados Unidos hacen fluir más de 1,400 millones de dólares. Más del 80 por ciento de las exportaciones mexicanas tiene como destino los consumidores norteamericanos.

El presidente mexicano comenzará de inmediato las conversaciones para que los otros países del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP) lleguen a un acuerdo con México. Estos países son Chile, Perú, Brunéi, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Canadá, Japón, Malasia y Vietnam. Trump retiró a Estados Unidos del pacto.

Los objetivos mexicanos

Peña Nieto dijo que en el encuentro con Trump tratará de que el gobierno norteamericano se comprometa a garantizar el respeto de los derechos humanos de los migrantes mexicanos, así como también que se lleve a cabo un proceso de deportación ordenado y coordinado.

Anuncios

El compromiso para trabajar en promover el desarrollo de los países de Centroamérica; la seguridad de que el envío de remesas pueda continuar y que siga la lucha en contra del tráfico ilegal de armas y de drogas son otras de las prioridades en las relaciones entre Estados Unidos y México. “Un nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos debe también traducirse en mejores salarios para los trabajadores en México […] Proteger el flujo de inversiones hacia México y trabajar por una frontera que una y no que divida”: estos son otros de los objetivos anunciados por Peña Nieto. Las dudas que quedan tienen que ver sobre la posición que tomará Trump ante estas peticiones.