“El presidente Donald Trump firmó dos decretos que tienen que ver con nuestro país. Uno de ellos es sobre las nuevas medidas de inmigración y otro sobre la extensión del Muro en la frontera. Ya le he pedido a la Secretaría de Relaciones Exteriores que refuerce la protección de nuestros connacionales. Los 50 consulados mexicanos en Estados Unidos se transformarán en auténticas sedes de defensa de los derechos humanos de los inmigrantes. Nuestra comunidad no estará sola. El gobierno mexicano ofrecerá asistencia legal a quien lo necesite. Allí donde estará un mexicano migrante que corre riesgos, allí estaremos nosotros”. Con este mensaje, transmitido por radio y televisión, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto trató de calmar a la población luego de la cancelación del viaje a los Estados Unidos.

Anuncios
Anuncios

Entre los dos países vecinos siempre hubo una tensión latente, por muchos años. Andrew Selee, consejero principal del Instituto #México del Wilson Center, dijo que “una especie de inercia hizo que por más de 30 años la cooperación entre México y su vecino gozaran de buen estado. Esta es la primera vez que vemos una relación más crítica”. #Enrique Peña Nieto #Donald Trump