Me duele pero lo tengo que hacer. Los comentarios del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, luego de la ola de protestas por el aumento de los precios de la gasolina parecen las excusas de una pareja obsesiva. De esas que maltratan a su compañero, pero tratan de justificar su acción con huecos irracionales de retórica. Sólo que los mexicanos, a diferencia de las parejas maltratadas, no le dicen su victimario “pégame pero no me dejes”, sino el contrario: “Vete ya!”.

La renuncia del presidente

Y es que luego de la medida de aumento conocida como el “gasolinazo”, en todas las regiones del País se han desencadenado protestas y saqueos.

Anuncios
Anuncios

El denominador común de muchos sectores diferentes de la sociedad civil es uno: todos piden la renuncia del presidente Peña Nieto.

El primer mandatario, igualmente, pidió la comprensión de la población y que se vea más allá de los efectos inmediatos: “Apelo a los mexicanos a que escuchen las razones del porqué de esta decisión. Se que no se ha debido tomar, pero debo decir que si no se hacia as consecuencias y sus efectos inmediatos sería más dolorosos”, declaró el presidente en una alocución televisiva.

Las excusas de Peña Nieto

Según el primer mandatario, el ajuste no forma parte de un programa de reforma energética, ni de un proyecto presentado por el gobierno. Es el producto del aumento de los precios del petróleo. “Entiendo la rabia y el enojo de los ciudadanos – agregó -. Claro que esta medida es una algo que nadie hubiera querido pasara.

Anuncios

No fue sencillo aplicar esta medida. No fue mi deseo como presidente y tampoco el del ejecutivo. Sin embargo, quiero pedirles que comprendan racionalmente esta medida. No fue una coyuntura sólo mexicana. Es algo que esta pasando en todo el mundo y esta medida trata de cuidar la estabilidad de la economía nacional”.

Una decisión personal

“No se dejen engañar. El gasolinazo no es una medida para salvar los programas sociales. Es para alimentar la #Corrupción. Cada día menos mexicanos le creen las mentiras de #Enrique Peña Nieto. No es cierto que el gasolinazo venga de factores externos. Fue una decisión personal del presidente de la República junto con los partidos del Pacto por #México: el PRD, el PRI y el PAN”, explicó en un video publicado en al account Twitter de RT el profesor universitario John M. Ackerman. Escritor y activista, Ackerman es licenciado en Derecho y Sociología.

Cuándo empezó el gasolinazo

“Todo inició en 2013 con la reforma energética que privatizó a Pemex y después el paquete fiscal 2017 redactado por Luis Videgaray cuando todavía era secretario de Hacienda – recordó Ackerman -.

Anuncios

En lugar de regalar el petróleo a los Estados Unidos, privatizar el país y desmantelar la economía, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto tendrían que haber invertido en los mexicanos y en nuestra economía. Los resultados están a los ojos de todos: una economía colapsada, un salario mínimo que cada vez alcanza para menos. Un peso que vale cada día menos. Y una indignación cada vez más grande. Ya basta de tener un gobierno rico y un pueblo pobre. Frenemos el gasolinazo e iniciemos todos la reconstrucción de la nación”.