Una vez ganadas las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el presidente Donald Trump dijo que habría dejado de lado los negocios para dedicarse a tiempo completo a los norteamericanos. Sin embargo, lo que no está dispuesto a hacer es dejar de ser padre. Por ello, arremetió en contra de la cadena de tiendas Nordstrom por haber eliminado de la línea de vestidos de su hija preferida, Ivanka Trump. “Mi hija Ivanka fue tratada injustamente por Nordstrom. Ella es una gran persona, me dice siempre que haga cosas justas. Esto es terrible”, escribió Trump en Twitter, su red social favorita.

La cadena Nordstrom canceló la marca de Ivanka porque, según ellos, las ventas fueron muy bajas.

Anuncios
Anuncios

El portavoz, Sean Spicer, asegura que no es así, y que la motivación tiene un fondo político. Hace algunos días, Nordstrom había participado a una campaña de boicot en contra de los decretos de Trump sobre los inmigrantes. La empresa, a pesar del tweet de Trump, subió el 4 por ciento en la Bolsa de valores. #Donald Trump