Como consecuencia de los discursos agresivos de Trump, la sociedad mexicana se ha volcado a pedir en redes sociales, que no se compren productos de marcas americanas como Ford, Fiat Chrysler, General Motors, WalMart, Starbucks, Burger King y tantas otras marcas extranjeras que abundan en nuestro país.

Desde el punto de vista del enojo ante Trump es perfectamente entendible y razonable el pedir que no se compren productos de estas marcas.

Sin embargo es más importante analizar que estas empresa aunque sean norteamericanas por nombre, en ellas han invertidos empresarios mexicanos que compraron estas franquicias y son administradas por ellos mismos.

Anuncios
Anuncios

Además en ellas trabajan millones de mexicanos que gracias a ellas, llevan dinero y son el sustento de sus familias.

Desafortunadamente en #México, el gobierno no ha creado las condiciones adecuadas para tener fuentes de empleo dignos en nuestro país, es por ello que dejar de adquirir productos de esas marcas, más que afectar a Estados Unidos o a #Donald Trump, la acción hiere y lastima a nosotros mismos los mexicanos.

Si se desea afectar en algo al país vecino, dejemos de ir a pasar vacaciones a sus tierras, ya no ir a comprar ropa a San Antonio y dejar de invertir en dólares en sus bancos.

Debemos de apoyar el talento mexicano y vaya que hay mucho, así como vacacionar en lugares tan bellos y paradisíacos que ya quisieran muchos países tener.