Ya está lista la primera constitución de la Ciudad de México, después de algunas trabas, de varias deserciones y de varias discusiones, incluso entre integrantes de los mismos partidos. La Asamblea Constituyente terminó la votación a las 12 horas y 25 minutos, del martes 31 de enero del presente año. De esa forma, la Carta Magna de la Capital mexicana quedó conformada por 71 artículos y 39 transitorios, aunque aún falta el proceso de revisión del texto final por parte de la Conferencia de Amortización y desde luego la aprobación del pleno.

Anuncios

La historia de la CDMX no es una crónica de 130 días

Si bien es cierto que una ciudad tan diversa y cosmopolita como la #CDMX, debe dar cabida a diversas voces y respetar los derechos de las minorías, por ello parece que el proceso no fue nada sencillo, y muestra de ello fueron las constantes renuncias de los constituyentes de algunos por cuestiones laborales como Damián Alcázar, actor de varias películas, series de televisión y representante de Morena, quien priorizó su carrera histriónica en detrimento de ayudar a conformar la Constitución Política de la capital..

Anuncios

Sin embargo, también hubo renuncias por otras razones como la del poeta Mardonio Carballo, también representante de Morena, esgrimiendo que estaba decepcionado de un proceso corrupto y “secuestrado por cuotas partidarias”. Entre renuncias de constituyentes elegidos y representantes de partidos, se vislumbra muy difícil que la constitución refleje los deseos e intereses de los ciudadanos.

Pero Morena no fue el único partido que tuvo deserciones a lo largo del proceso, el PRI el PRD y el Partido Verde, también vieron abandonar el barco a varios de sus miembros de la Asamblea, lo que queda como botón de muestra sobre lo complicado que ha sido crear este documento, porque cabe recordar que el Distrito Federal (ahora la actual Ciudad de México) se creó en el año de 1824 y con la Constitución Federal de 1917.

Así se instituyó que el presidente designaría al gobernador de la capital, entidad que ha madurado con duros acontecimientos como los ocurridos con los jóvenes estudiantes en 1968 y 1971, así como el despertar de una conciencia cívica tras el sismo de 1985, hechos que se han reflejado de una u otra forma en coadyuvar el pluralismo político, la lucha por los derechos civiles y una autonomía de la entidad.

Anuncios

Es decir, parece que la ciudad se está ganando su comprobante de mayoría de edad a los 193 años.

Es hasta el año de 1996, cuando se logra por primera vez que el jefe de gobierno y los jefes de cada delegación, sean elegidos por el sufragio popular, aunque ya desde el año 2000 se sembró la idea de dotar a la capital de una Constitución Política, que deberá demostrar ser un documento lo suficientemente sólido para afrontar los retos de una megalópolis sobrepoblada, multicultural, con problemas de tránsito, delincuencia, corrupción y contaminación.

Ya que la Carta Magna de la CDMX no es cualquier documento, tal como lo señala el rector de la máxima casa de estudios, Enrique Graue, cuya universidad tiene sede en la Ciudad de México. “Se ha dicho, y coincido, que un texto constitucional es el sitio en donde la palabra escrita tiene el mayor valor cultural y la mayor trascendencia social” el documento se promulgará el 5 de febrero en el marco del Centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y la ciudadanía espera que la Carta Magna esté a la altura de la historia e importancia de la capital del país.

Anuncios

#Política Ciudad de México